Inicio 2020-07 Julio “No queremos aplausos, sino cobrar sueldos”

“No queremos aplausos, sino cobrar sueldos”

ZUBIETA (SALUD PÚBLICA) SE REFIRIÓ A LA DILACIÓN DE LA NEGOCIACIÓN PARITARIA EN EL SECTOR

40
Compartir

“Los trabajadores de la Salud Pública no queremos aplausos, queremos cobrar los sueldos”, señaló a los principales funcionarios de la provincia de Buenos Aires el secretario general del Sindicato de Salud Pública (SSP), Miguel Zubieta, con respecto a la dilatada apertura paritaria.

Zubieta remarcó que las autoridades bonaerenses, como la ministra de Trabajo Mara Ruiz Malec o el ministro de Salud Daniel Gollan, jamás le dijeron que “la paritaria no se iba a abrir, sino que no se abrirá una discusión salarial en este contexto” pero posiblemente sí más adelante, razón por la que el dirigente le expuso al gobernador Axel Kicillof que “todo es entendible, pero los trabajadores de la Salud somos los que le estamos poniendo el cuerpo a la pandemia».

Sobre el mismo tema, Miguel Zubieta les recordó que el SSP “aún tienen una negociación colectiva no cerrada desde el 2019 bajo la gestión Vidal” y anticipó que el gobernador Kicillof se comprometió a revisar este tema. La reapertura paritaria solicitada es a fin de abordar el retraso salarial y discutir la recomposición del año anterior.

La cuestión salarial pasa también por la deuda que mantiene el IOMA con los hospitales públicos de la provincia desde diciembre 2019. Esa deuda “es un derecho que garantiza la Ley SAMO para los trabajadores y para los magros presupuestos hospitalarios”, afirmó Zubieta.

“El recupero de los costos asistenciales, instrumentados por la normativa del Sistema de Atención Médica Organizada (SAMO) a través de las obras sociales, seguros de salud y la entidad pública IOMA, es un recurso fundamental que beneficia a todo el sector público”, fue el planteo que hizo el SSP al titular del IOMA Dr. Homero Giles, donde explican que “la bonificación que los trabajadores del sector obtienen con el sistema señalado es complementaria y altamente necesaria para incrementar sus magros salarios. Además, resulta de suma importancia para el hospital ya que el SAMO constituye el 40% de lo percibido por el nosocomio, cuyo monto es utilizado para gastos de funcionamiento, bienes y servicios”, remarcaron en la misiva enviada en junio, donde instan al director del IOMA a que cumpla con el pago de la deuda.

Por otra parte, Zubieta remarcó que luego de la conformación del Comité de Crisis en la Provincia, “mejoró la condición de seguridad y salud de los trabajadores, pero tampoco es la panacea. Sabíamos que el trabajador de salud era el que iba a estar más expuesto. Hoy su nivel de contagio está entre un 12 y un 15%, como se preveía. Si bien estamos por debajo de niveles de otros países, pretendemos que no se contagie ningún trabajador” indicó, y entre las causas de contagios señaló que algunos fueron por negligencia, otros por falta de elementos de protección personal, y existe otra cuestión que preocupa muchísimo que es la de los geriátricos. “Aunque los geriátricos no abarcan propiamente al trabajador del hospital público, es un tema del pluriempleo, dado que muchos de nuestros trabajadores también tienen otro trabajo en el sector privado a raíz de la baja calidad salarial existente. En ese ida y vuelta de un lugar a otro, se genera mucho riesgo de contagio…”, concluyó.