Inicio 2020-07 Julio No al SAC en cuotas

No al SAC en cuotas

RECHAZO DE SUPARA:  MENOSCABA SALARIOS E INGRESOS

57
Compartir

El Sindicato Único del Personal de Aduanas (SUPARA), que conduce Carlos Sueiro, manifestó su rechazo al desdoblamiento del SAC, medida del Poder Ejecutivo Nacional que a través del Decreto Nº547/2020 establece la modalidad de pago en cuotas, dando curso a la primera de ellas, del sueldo anual complementario correspondiente a este año para la totalidad de los trabajadores dependientes del Sector Público Nacional. «Esta medida dispuesta de manera unilateral menoscaba el salario y los ingresos de los trabajadores», expresó con énfasis el gremio.

La entidad sindical remarcó que «esta decisión que pretende implementarse viene a agravar la pérdida salarial producto de la inflación que viene afectando y deteriorando el poder adquisitivo de nuestras remuneraciones».

El SUPARA hizo hincapié en que «somos conscientes de la crisis económica que atraviesa el país, profundizada por la pandemia que padecemos y que ha impactado negativamente en las fuentes de trabajo y la pérdida de salarios, como así también del esfuerzo que viene realizando el Estado Nacional».

Seguidamente, señaló que deben tener en cuenta «que nuestros trabajadores vienen laborando activa y presencialmente en todo el país en la primera línea de control a pesar del gran riesgo para su salud personal, posibilitando con esfuerzo el pleno funcionamiento del comercio exterior, actividad económica esencial en este difícil trance que atraviesa el país. Y este esfuerzo no puede ignorarse», advierte.

Las autoridades del SUPARA entienden “necesario considerar la situación de los trabajadores de la Aduana -declarados esenciales desde el comienzo de la pandemia- que pese al riesgo para su salud y en el contexto de avance de la crisis sanitaria, siguen manteniendo con esfuerzo el funcionamiento de la actividad económica».

En este contexto, el SUPARA fue más allá en su posición al sostener que «el esfuerzo no puede ser exigido solo a los trabajadores, es necesario que también lo hagan aquellos sectores corporativos y especulativos que nada tienen que ver con la producción y la fuerza de trabajo, que son en definitiva el motor de la economía de un país”.

En conclusión, remarcaron que «la afectación de las remuneraciones a través de ‘medidas impuestas’ de esta manera, es una señal equívoca que va en sentido contrario al rumbo trazado y se contraponen al marco de las discusiones salariales que están previstas en el CCT».