Compartir

“En estos tiempos de pandemia, cuando está la férrea voluntad de aislamiento propulsada por el presidente Alberto Fernández, quienes tenemos a cargo la conducción del sindicato fomentamos, desde nuestra residencia, la comunicación permanente con nuestros delegados, para interiorizarnos de las necesidades de los afiliados y encontrar las maneras de poder ayudarlos. Del mismo modo, continuamos atentos a las circunstancias difíciles que suceden y van a seguir ocurriendo una vez que la cuarentena termine. Nuestra seccional, alineada con la UTEDYC nacional, confluye en las decisiones que toma la CGT para colaborar con el gobierno nacional y acompaña al presidente en las medidas que toma para paliar los efectos del coronavirus”, sostuvo el secretario general de la Seccional Capital Federal de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (UTEDYC Capital), Marcelo Orlando, en referencia a la pandemia del COVID-19 y cómo las consecuencias de la cuarentena repercuten en todos los ámbitos e instituciones de la Argentina y del mundo.

Dos semanas antes de la irrupción del coronavirus que llevó al gobierno nacional a decretar la cuarentena preventiva y obligatoria, la Seccional Capital llevó adelante su Asamblea anual de afiliados.

Ese viernes 6 de marzo, la seccional Capital Federal de UTEDYC convocó a sus representados para que participen del órgano máximo de decisión del sindicato: la Asamblea de afiliados, en la cual se eligió la lista de delegados para el próximo Congreso Nacional del gremio. La cita tuvo lugar en las instalaciones del Club Atlanta, por lo que el barrio de Villa Crespo se vistió de fiesta desde temprano para recibir a los numerosos afiliados pertenecientes a la extensa variedad de instituciones representadas por la organización.

Cantos, banderas, abrazos y el saberse partícipes de las decisiones de su organización sindical animaron una jornada especial. Así, tras elegir democráticamente a las autoridades de la asamblea y de presentarse las listas correspondientes, los afiliados pudieron ejercer su derecho de decidir mediante el voto secreto. El resultado fue un contundente apoyo a la conducción actual, a Marcelo Orlando y el resto de la lista Azul y Blanca. Respaldando, de esa manera, a una gestión que ha hecho de la defensa de los trabajadores una bandera inclaudicable, no sólo a través de lo gremial, sino también sumando beneficios día a día.

Por otra parte, a través de su Secretaría de la Juventud, la seccional participó en la iniciativa “Tren Solidario”, que reunió a distintos gremios de la CGT en una cruzada fraternal para brindar alimentos y elementos de primera necesidad a tres comedores y merenderos de la ciudad de La Banda, provincia de Santiago del Estero. Frente a una situación socioeconómica verdaderamente acuciante para muchos argentinos, las organizaciones sindicales extienden su brazo solidario, ya no sólo a sus propios afiliados, sino al común de la sociedad, porque como bien reza la consigna del momento, “nadie se salva solo”, y ahí está el movimiento obrero para confirmarlo.