Inicio 2018-04 Abril ¡Hasta siempre Alejandro!

¡Hasta siempre Alejandro!

ADIOS DEL SOECRA A SU SEC. ACTAS Y PRENSA

579
Compartir
Alejandro Pizzuti

La Comisión Directiva del Sindicato Obreros y Empleados de Cementerios de la República Argentina (SOECRA), que lidera Domingo Petrecca, junto al cuerpo de delegados, militantes y afiliados, puso de manifiesto su profundo pesar por el fallecimiento de su secretario de Actas, Prensa y Relaciones Institucionales, Alejandro Pizzuti, quien con tan solo 45 años de edad falleció súbitamente este jueves 22 de marzo a consecuencia de un infarto.

Alejandro nació un 26 de febrero de 1973, y trabajó en el Cementerio de Chacarita en donde abrazó la actividad gremial primero como militante, luego como delegado gremial, hasta llegar a formar parte de la Comisión Directiva como secretario administrativo y luego en el cargo que ejerció hasta su deceso.

“Es muy difícil entender por qué un compañero con tantos sueños y proyectos por cumplir, con toda una vida por delante tiene que partir de un momento a otro, teniendo que dejar una familia tan joven y maravillosa, al responder al llamado de Dios», expresó en sus primeras palabras Domingo Petrecca.

El dirigente destacó que «toda despedida es muy triste, pero tener que despedir a Alejandro, tener que decirle adiós así, de repente, nos marca para siempre. No nos queda más que cerrar los ojos y abrazar su recuerdo, teniendo para siempre presente ese compromiso, esa empatía para con el prójimo, su solidaridad y espíritu de lucha que desplegó codo a codo con sus pares en defensa de los derechos de sus compañeras y compañeros trabajadores. Ese fue el compañero y amigo Alejandro Pizzuti».

Finalmente, el secretario general del SOECRA, en nombre de sus pares de Comisión Directiva, el cuerpo de delegados, afiliados y trabajadores, expresó «todo nuestro cariño y acompañamiento para la familia de Alejandro en este momento de tanto dolor, donde no alcanzan las palabras y no existen los consuelos, pero sí el aliento para seguir adelante pensando que él seguirá viviendo en sus corazones, en la memoria del padre, compañero, hermano e hijo que fue, porque si hay algo que no muere jamás es el amor que supo cultivar a lo largo de su vida. Alejandro siempre estará en su familia, sus amigos y compañeros», concluyó.