Inicio PABLO PALACIO URGARA reafirma el reclamo salarial

URGARA reafirma el reclamo salarial

ACATARON LA CONCILIACIÓN, PERO EL PEDIDO LEGÍTIMO DE AUMENTO SALARIAL Y REDUCCIÓN DE HORAS CONTINÚA

36
Compartir

A través de un documento, la Unión de Recibidos de Granos de la República Argentina (URGARA), que lidera Pablo Palacio, “en pos de mantener la paz social” acató la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo para Puertos Privados.

Como trabajadores esenciales estamos desarrollando nuestra tarea en el marco de la Ley y hoy nos toca acatar la Conciliación Obligatoria dictada por la cartera laboral. Esperamos que en los plazos establecidos la parte empresaria atienda nuestros legítimos reclamos y reconozca la labor que con suma responsabilidad estamos llevando a cabo en medio de la pandemia”, destacaron en el escrito, en el que también remarcaron que “hoy nuestra prioridad es la recomposición salarial y la reducción de la jornada laboral a 6 horas. Estamos hablando del sector más pujante del país que está teniendo ganancias récord y que continuó trabajando normalmente en el marco de la pandemia, por eso queremos que nuestros trabajadores desarrollen sus tareas en mejores condiciones y que haya más puestos de trabajo para todos los compañeros”, explicaron, y afirmaron que no van a renunciar al “legítimo pedido de recomposición salarial y reducción de jornada laboral”.

En ese aspecto, el documento también da cuenta de que “el trabajador desocupado no puede esperar los resultados de un plan económico o de un plan productivo para tener el empleo que necesita hoy y poder asistir a su familia en las necesidades básicas. Se puede generar trabajo distribuyendo las horas de otra manera, de forma más equitativa para todos, y este sector es el que en mejores condiciones está para dar esa respuesta”, remarcaron.

Puntearon al respecto que “las exportaciones de los complejos agroindustriales de Rosario de soja, maíz, trigo, girasol y cebada alcanzaron un nivel histórico en el primer semestre del año, llegando a los 52,5 millones de toneladas, que significaron el 80% de las exportaciones totales del país en volumen y el 50% en valor, según datos oficiales publicados por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR)”.

De la misma manera, abundaron, “los datos difundidos por el Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca (CGPBB) muestran que en los primeros seis meses del presente año los muelles de Ingeniero White y Galván comercializaron 8.383.000 toneladas, cifra récord respecto a 2019, con una suba del 5% en el total de productos movilizados. Por su parte, Puerto Quequén superó los dos millones y medio de toneladas en el acumulado anual de los primeros cuatro meses del año, con 2.514.789 de toneladas, en lo que el propio puerto comunicó como el mejor primer cuatrimestre de todos los tiempos”.

Señalaron con firmeza que “por esto es que no renunciaremos a nuestro legítimo pedido de recomposición salarial y reducción de jornada laboral. Y vamos a luchar por el reconocimiento de horas extras, licencias, seguridad e higiene, sistema de relaciones laborales y condiciones de vida, como también por modificaciones en el Impuesto a las Ganancias, recordando que somos esenciales. Queremos que de una vez por todas se jerarquice la tarea del perito, porque somos los que garantizamos la trazabilidad de la mercadería recibida, en tránsito y exportada, y avalamos la transparencia en los muestreos de la operatoria granaria”.

ESTADO DE ALERTA

Luego de tres reuniones en el ámbito privado, “ante la intransigencia del sector empresarial nucleado en la Cámara de Puertos Privados en la mesa paritaria”, URGARA había declarado el Estado de Alerta y Movilización, en cuyo marco, llamó para el miércoles 26 de agosto a un Plenario de Secretarios Generales y Delegados Regionales «para analizar las medidas a adoptar».

Una vez declarado el Estado de Alerta y Movilización, la organización sindical puso en inmediato conocimiento de la situación a las autoridades del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación (MTEYSS), haciendo la correspondiente «reserva de los derechos que nos asisten para avanzar en medidas de acción directa de persistir esta situación».

El gremio tomó esa decisión luego de evaluar la falta de avances en las negociaciones que venía llevando adelante con la citada cámara, y al confirmar la negativa de la patronal «a negociar salarios argumentando que fueron ajustados en exceso en la paritaria vencida en junio».