Inicio FeMPINRA GUINCHEROS repudian violencia en el Puerto de Buenos Aires

GUINCHEROS repudian violencia en el Puerto de Buenos Aires

58
Compartir

El líder del gremio portuario Roberto Coria, repudió los hechos de violencia en el Puerto de Buenos Aires, que provocaron un herido de bala, detenidos y graves destrozos. Todo apunta al SUPA de los Corvalán.

El secretario general del Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles (SGyMGMRA), Roberto Coria, repudió «los hechos de violencia» ocurridos ayer en el Puerto de Buenos Aires y responsabilizó a «vándalos y marginales» que impidieron «el ingreso».

Coria, quien integra la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (FEMPINRA) que lidera Juan Carlos Schmid, rechazó en un comunicado de prensa esos hechos de violencia ocurridos en las Terminales 4 S.A. y Río de la Plata S.A., que provocaron un herido de bala y graves destrozos.

El sindicalista portuario acusó al SUPA de estar conducido por «un clan familiar minoritario», Juan y Diego Corvalán, y sostuvo que «no puede imponer a la mayoría un esquema de violencia, que implica serios riesgos de que el Puerto de Buenos Aires sea considerado inviable», a la vez que rechazó los «inexactos argumentos de trasladar la carga a la provincia de Buenos Aires».

En la madrugada del domingo dos grupos de portuarios se enfrentaron en la estación marítima de Buenos Aires y, un trabajador, resultó herido de bala.
«Los trabajadores repudian los hechos de violencia y vandalismo ocurridos el domingo a partir de actitudes irresponsables de otra organización de la actividad, que no dudó en convocar a marginales y vándalos y mezclarlos con sus propios operarios para impedir el ingreso al puerto del personal de otros sindicatos», denunció el dirigente de guincheros y Tesorero de la FEMPINRA.

Roberto Coria puntualizó que, «el Puerto de Buenos Aires continúa trabajando en la difícil situación provocada por la pandemia de coronavirus por decisión de los trabajadores. No hay despidos ni suspensiones y es una actividad esencial en el contexto de aislamiento desde lo económico y sanitario. Por esa estación federal ingresan equipos y enseres indispensables para afrontar la emergencia».

También aseguró que «los guincheros y maquinistas solo desean que se respeten sus derechos, su personería y su identidad», y ratificó que realizan «sus tareas específicas, sin ocupar el puesto laboral de otros trabajadores».
Según las fuentes gremiales, los graves enfrentamientos se produjeron en el contexto de una protesta salarial convocada por los estibadores del SUPA de los Corvalán -quienes denunciaron un lock out patronal-, y señalaron que un trabajador fue herido de bala en un tobillo y debió ser hospitalizado, aunque está fuera de peligro, y que otro recibió una golpiza y hubo «serios destrozos».

Coria culpó a los Corvalán de impedir a los trabajadores de otros gremios realizar sus tareas, de impedir que «otros operarios cumpliesen sus tareas», y en este contexto convocó a los operarios a trabajar por «un puerto en paz». Es de destacar que, el SUPA que conduce Corvalán y rechazó el aumento salarial acordado, está enfrentado a los sindicatos que integran la FEMPINRA desde hace largo tiempo.

Por estas horas reuniones frenéticas por videoconferencia se suceden entre funcionarios y sindicalistas ante los hechos de violencia de la madrugada que protagonizaron militantes del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), bajo el mando de cuestionado gremialista Juan Corvalán.

Tal como adelantó el portal especializado del sector de transporte NOTITRANS este domingo 6/9, acerca de la naturaleza del choque entre militantes portuarios que obligó a la intervención de la Prefectura Naval y que dejó más de 70 detenciones, todo apunta ahora al supuesto disparo que alegan recibieron portuarios del SUPA. “Se les escapo un tiro por error”, se reproducen en WhatsApp los comentarios del mundo portuario.