Inicio PABLO PALACIO RECIBIDORES de GRANOS luchan frente al avance del Gobierno sobre trabajadores y...

RECIBIDORES de GRANOS luchan frente al avance del Gobierno sobre trabajadores y organizaciones

84
Compartir

De cara al PARO y MOVILIZACIÓN del 24 de enero, el secretario general de la Unión Recibidores de Granos (URGARA), PABLO PALACIO, dijo que acompañó la jornada de lucha convencido de «la necesidad de proteger lo nuestro, nuestras familias y nuestro ingreso. Sólo de esta forma vamos a detener el avance sobre los trabajadores y sus organizaciones. Y si así no fuese, me verán en la calle movilizado por lo que creo en mis fibras más íntimas, la justicia social y la dignidad de nuestra lucha. Puedo acertar y puedo equivocarme, pero tengan la certeza que jamás me verán llorar como niño por aquello que no supe defender como dirigente».

PALACIO detalló que acompañó activamente el PARO y la MOVILIZACIÓN al Congreso de la Nación, «rodeado de compañeras y compañeros de URGARA que están convencidos que juntos podemos lograr que se frene tanto desatino. Comisión Directiva Nacional, seccionales y delegaciones, delegados y compañeros de base estuvimos dando el presente. A lo largo y ancho del país. Bahía Blanca, Rosario, Necochea, Tucumán, Córdoba en cada pueblo y ciudad donde está nuestra URGARA, allí estuvimos».

Por otra parte, en respuesta a quienes plantean que el paro y la movilización debieron hacerse «mucho tiempo antes», el dirigente recordó que durante el gobierno anterior de Alberto Fernández: «No hubo, justo es decirlo, medidas que atentaran contra la legislación laboral y los derechos adquiridos por los trabajadores. No hubo nada en contra de la Ley de Asociaciones Sindicales, ejemplo en el mundo de organización obrera», destacó el dirigente bahiense.

Y completó diciendo que, «me parece de total honestidad intelectual, decir que, el gobierno anterior atentó contra el salario de los trabajadores por su ineficiencia en contener la inflación que deterioraba día a día nuestro poder adquisitivo. Sin embargo, nos la arreglábamos para discutir salarios con la convicción de que se trata de la dignidad de la familia trabajadora, así como de la nuestra como cabeza de la organización gremial», recordó.

Al tiempo que remarcó: «Hoy se anuncia otro escenario» donde «acá no importa que votó cada uno, ni si hay que darle más o menos tiempo al gobierno actual». Ya que, «se trata de impedir -por medios que también prevé la democracia-, que se lleven por delante todas las conquistas sociales conseguidas con años de lucha y trabajo. No defiendo cuestiones particulares o prebendarías. Simplemente, asumo la responsabilidad que me cabe como dirigente. La historia y los propios compañeros me juzgarán».

Respecto a la mirada sobre los sindicalistas que puede tener parte de la comunidad, y la incidencia de la misma al momento de hacer un juicio de la situación que se vive, PALACIO reflexionó: «A los empresarios les conviene que así sea. Que la sociedad nos vea de una forma tal que los empresarios puedan hacer y deshacer a gusto. Cotización del dólar, precios en las góndolas, combustibles, tarifas, etc., son variables que no manejamos ni los trabajadores, ni los sindicalistas», subrayó.

Y agregó que, desde el sindicalismo como desde otros sectores de las fuerzas vivas de la sociedad es necesario hacer una autocrítica, «pero no debemos caer en la trampa de poner en tela de juicio a las organizaciones de los trabajadores. ¡Cuidado con eso! Sin ellas somos hojas en la tormenta de los deseos de los poderes concentrados», alertó el secretario general de la URGARA, PABLO PALACIO.

En esa línea, el dirigente surgido de la Seccional Bahía Blanca de URGARA expresó: «Asumo mi responsabilidad de ser secretario general de URGARA, con todo lo que eso conlleva. Apoyos y críticas. Me gusta cuando las críticas son constructivas y la hacen aquellos que participan de la vida del gremio, los que son la sangre viva de nuestra organización. Sin embargo, también respondo por aquellos que creen que pueden solos y critican aciagamente al gremio, sin siquiera asomarse a ver qué pasa. Los logros son para todas y todos», afirmó en un claro llamado al compromiso y participación de quienes están para juzgar pero no para sumarse a la lucha junto al gremio.