Inicio DANIEL RODRÍGUEZ TELECOMUNICACIONES: FOEESITRA mantiene el ESTADO de ALERTA en el marco de la...

TELECOMUNICACIONES: FOEESITRA mantiene el ESTADO de ALERTA en el marco de la Mesa de Unidad Sindical

150
Compartir

«Sin un acuerdo salarial definitivo que contemple el primer trimestre de la paritaria 2023-2024», la Federación de Trabajadores y Trabajadoras de las Telecomunicaciones y las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones – TICS- (FOEESITRA), liderada por Daniel Rodríguez, informó junto al resto de las entidades del sector unidas en el marco de la Mesa de Unidad Sindical de las Telecomunicaciones: FATTEL, CEPETEL y FOMMTRA, que mantienen el Estado de Alerta y Movilización declarado el 22 de agosto, mientras continúan «discutiendo el aumento sobre la base de un pago paliativo a cobrar con los salarios de agosto».

La FOEESITRA conjuntamente con el resto de los gremios, señalaron a través de un comunicado del 24/8 que «en efecto, y a pesar de los trascendidos mal intencionados que circulan por las redes, lamentablemente esta mesa no ha podido alcanzar un acuerdo definitivo con las compañías para el trimestre julio-agosto-septiembre». Al tiempo que destacaron: «La cuantiosa diferencia entre los aumentos reales de los productos de primera necesidad y los costos de vida en general, comparado con los índices oficiales publicados, hacen que las organizaciones que participamos de esta mesa optemos por continuar la discusión y mantener el estado de alerta declarado en el comunicado anterior. Cerrar porcentajes con índices que no se condicen con la realidad no está ni estará en nuestras convicciones», acentuaron.

Y remarcaron que, «también somos conscientes que resulta difícil llegar a cubrir con el salario las necesidades de nuestros compañeros y compañeras, y por cada día que pasa esta situación se torna más angustiante». De ahí que, «sin suspender el Estado de Alerta y Movilización», anunciaron que «las empresas otorgarán un pago de carácter único y extraordinario equivalente al 14,% de las escalas conformadas de cada categoría de julio 2023, que tendrá la misma naturaleza y se liquidará conforme a lo previsto en el artículo 106 de la Ley de Contrato de Trabajo y el artículo 4 del decreto 633/2018. Estos pagos se harán efectivos en la semana entrante».

Atentos a esta realidad continuaremos en negociaciones permanentes con las compañías del sector, en la búsqueda de una cuerdo salarial de carácter definitivo para el período invocado, poniendo especial atención a la sumatoria de los índices inflacionarios reales, toda vez que -sea necesario-… dado que, «no permitiremos un deterioro de nuestro salario. En el marco del Estado de Alerta decretado, convocaremos a los cuerpos orgánicos respectivos para analizar las acciones a seguir en caso de no alcanzar acuerdos de carácter definitivo».

Y reiteraron en un llamado «a la organicidad y la disciplina gremial» a que «nadie de crédito a comunicaciones mal intencionadas e irresponsables que solo favorecen intereses mezquinos y ajenos al conjunto de los trabajadores». Para finalmente advertir a sus representados que: «La única información veraz es la que surge de esta mesa y las organizaciones que la componen».

ESTADO DE ALERTA Y MOVILIZACIÓN

En un comunicado anterior, el 22/8 la MESA DE UNIDAD SINDICAL DE LAS TELECOMUNICACIONES había declarado el Estado de Alerta y Movilización en todo el territorio nacional, para todas las organizaciones que la conforman a la vez que exhortó a las compañías a flexibilizar la posición adoptada en aras de un entendimiento, dado que las delegaciones empresarias no habían presentado un número de reajuste salarial a ser tenido en cuenta por la mesa.

Al informar la situación de la discusión paritaria salarial del período 2023-2024, la MUS indicó en dicha oportunidad que: «Como venimos anunciando en comunicados anteriores, la MESA DE UNIDAD SINDICAL está abocada a discutir la nueva paritaria salarial.
Tampoco escapa a ningún trabajador que las condiciones de la coyuntura macroeconómica, lejos de cambiar para bien, continúan complicando el panorama de todos aquellos que vivimos de un salario».

Por lo tanto, hicieron hincapié en que «reforzamos nuestra convicción de que resulta mucho más conveniente discutir por períodos cortos de tiempo y hacer efectivos los aumentos en la forma más rápida posible. Esta lógica obedece a que cualquier demora en la negociación termina siendo contraproducente si queremos mantener y recuperar poder adquisitivo».

Sin embargo, advirtieron que «existe un límite para la aplicación de este criterio rector consensuado entre las distintas organizaciones miembros de esta mesa, y este límite lo fija la propia realidad de los números inflacionarios y las predicciones que se fijan para los próximos días».