Inicio FESTIQYPRA/ Federación Químicas y Petroquímicas QUÍMICOS y PETROQUÍMICOS: FESTIQYPRA y SPIQYP Pilar en lucha con la CIQYP...

QUÍMICOS y PETROQUÍMICOS: FESTIQYPRA y SPIQYP Pilar en lucha con la CIQYP por salarios dignos y justos

139
Compartir

En el marco de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, la Federación de Sindicatos de Trabajadores de Industrias Químicas y Petroquímicas de la República Argentina (FESTIQYPRA), que conduce Omar Barbero, y el Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas de Pilar (SPIQYP Pilar), que conduce Sergio González, se reunieron este miércoles 16 de agosto con la Cámara de la Industria Química y Petroquímica (CIQYP).

En este marco, «los empresarios continúan reconociendo la pérdida de poder adquisitivo de nuestros salarios, pero no quieren recomponerlos», denunciaron las entidades gremiales. Y llamarón a los Trabajadores Químicos y Petroquímicos a que, «estemos alertas y unidos a la espera del fin de la conciliación para luchar por una salario digno y justo. ¡Basta de empresas ricas con trabajadores pobres!», enfatizaron a viva voz.

A través de un comunicado rubricado por los secretarios generales de la FESTIQYPRA y el SPIQYP Pilar, Omar Barbero y Sergio González, dieron a conocer que «la posición de la CIQYP es ofrecer valores que rondan la inflación pronosticada para el próximo trimestre, sin tener en cuenta el pedido de recomposición salarial ni la devaluación ocurrida en los últimos días, hecho que nos pone más lejos que la semana anterior», señalaron.

Esta desidia de la CIQYP de «desconocer la realidad económica de los trabajadores condenándolos a salarios indignos”, fue la que llevó una semana atrás a la FESTIQYPRA y el SPIQYP Pilar a convocar a un paro total de actividades para el 9 de agosto, que debió ser suspendido a raíz del citado llamado a conciliación obligatoria de la autoridad competente. “No hay nada que pueda en contra de los trabajadores químicos y petroquímicos cuando estamos organizados y en unidad. La lucha nos caracteriza y el camino es uno solo”, coincidieron en advertir al unísono Barbero y González.

Con respecto a la situación que llevó al conflicto, los dirigentes comentaron el 1 de agosto que la CIQYP ofreció un aumento que desconoce la realidad económica de los trabajadores. Entonces esperaron a una nueva reunión para que los empresarios reflexionen y den una propuesta que atienda las necesidades de los trabajadores, y anunciaron entonces que “de seguir con su postura condenatoria a salarios de hambre”, harían “sentir el clamor de la unidad química, que no va a tolerar más el atropello sobre lo más digno que tenemos, que es el salario para alimentar a nuestras familias”.

En esa instancia, se declararon en estado de alerta y movilización, que luego escaló hasta la llamada al paro, y la posterior conciliación.