Inicio FeMPINRA FEMPINRA logró se derogue el 870/18, habrá dos terminales operativas y se...

FEMPINRA logró se derogue el 870/18, habrá dos terminales operativas y se mantienen los puestos de trabajo

145
Compartir

La Federación Marítimo Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA) celebró la derogación del Decreto 870/18 que fue impulsado durante la gestión de Mauricio Macri, publicada este martes 6 de junio en el Boletín Oficial. Su titular Juan Carlos Schmid destacó la “misión cumplida” al haber obtenido esta derogación, en lo que denominaron un “logro histórico” gracias a “la férrea voluntad y la unidad de acción”. Además, recordó que “desde un principio, esta Federación se mantuvo intransigente con estas políticas porque ponía en riesgo las fuentes de trabajo y alentaba el desguace definitivo del Puerto metropolitano”.

Así, la derogación del decreto 870/18, que determinaba una única terminal operativa en el Puerto de Buenos Aires, se acordó en conjunto con distintos ministerios nacionales y sostiene que “avanzará en la aprobación de los pliegos, llamado a licitación y posterior adjudicación del uso y operación de dos terminales, interior y exterior, del Puerto Buenos Aires, manteniendo los puestos de trabajo”.

En un comunicado de prensa, Schmid realizó una periodización de los hechos sobre el Decreto. “En 2018 mientras lográbamos sostener las fuentes de trabajo en el Puerto de Buenos Aires con resistencia y lucha, el gobierno de Mauricio Macri puso en marcha un dispositivo legislativo que implicó nuevamente el resquebrajamiento de la golpeada estructura portuaria”, manifestó el dirigente gremial. En este sentido, remarcó que la respuesta a la situación fue contundente: “Unidad, organización, paros y movilizaciones, que dieron cuenta de la firmeza de nuestra postura ante un Decreto que considerábamos nocivo para nuestro Comercio Exterior”.

Y añadió: “El lobby empresarial y la política del ‘amiguismo’ fueron funcionales al modelo de exclusión productiva y de integración vertical promocionado a través de su gestión”, en alusión a la gestión macrista.
En continuidad con esta problemática, el sindicalista afirmó: “El triunfo electoral del Frente de Todos en 2019, nos permitió recuperar la confianza para revertir un estado de situación que había ganado terreno a través de la incertidumbre”. Sin embargo, aseguró que “a pesar de los canales de diálogo permanentes que se fueron construyendo, la dilación política se hizo una constante, entonces FeMPINRA decidió retomar el camino de la lucha”.

En este marco y bajo la consigna ‘El puerto no se vende, se defiende’, Schmid enfatizó que hubo “protestas hacia las dependencias de la Administración General de Puertos, marchas hacia la Cancillería, a la sede del Ministerio de Trabajo”. Así, en 2020 el entonces Ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, por medio de una Resolución dio por caída la apertura de los pliegos de licitación previstos. Este hecho, “nos determinó a redoblar los esfuerzos y volver a la calle para reclamar que era necesario definiciones de fondo. Lo que tenía que caer definitivamente era el Decreto 870”, afirmó.

Entre esos reclamos, el dirigente recordó la “gran jornada” de noviembre de 2022 frente al Ministerio de Economía y de cara a Casa Rosada, donde Schmid expresó que “sobran discursos y faltan acciones patrióticas”. Y subrayó: “La actividad fue para defender los puestos de trabajo y las estructuras estratégicas de nuestro comercio exterior, que ameritaban acciones determinadas en defensa del interés nacional”.

Además, “en marzo de este año volvimos a manifestarnos de manera contundente. Estábamos convencidos que la derogación del Decreto 870 no era un problema de palabras ni de documentos firmados, sino de compromiso político para con la voluntad popular”, agregó el dirigente. De este modo, la decisión fue “profundizar nuestras acciones directas a nivel nacional”.

Finalmente, la última jornada que destacó fue la reunión en abril de este año en Casa Rosada con el Jefe de Gabinete, Agustín Rossi; la ministra de Trabajo, Raquel “Kelly” Olmos, y el ministro de Transporte, Diego Giuliano. “Allí confirmaron que se encontraba en curso la derogación del Decreto 870/18”, expresó.

“Así llegamos a este día donde se nos dio la razón, fruto de la unidad que mantuvieron los distintos sindicatos afiliados a la Federación. Se cumplió con la palabra empeñada y se resguardó la capacidad operativa del Puerto de Buenos Aires y las fuentes de trabajo”, concluyó Schmid.
Así el gobierno nacional en el decreto del Boletín Oficial destacó que forma taxativa: “Con esta medida, se garantizan las fuentes de trabajo, evitando el monopolio en manos extranjeras del principal puerto de contenedores del país y potenciando la competitividad del puerto”, finalizó el comunicado.