Inicio JOSÉ VOYTENCO RURALES: La UATRE alerta en defensa de los trabajadores de POLLOLIN de...

RURALES: La UATRE alerta en defensa de los trabajadores de POLLOLIN de Cipolletti, Rio Negro

213
Compartir

La Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), liderada por José Voytenco reclama la regularización de los salarios y el resguardo de los puestos de trabajo de los trabajadores que realizan sus actividades en la empresa Pollolín de Cipolletti, Río Negro.

“Vemos la alarmante situación que sufren los compañeros que trabajan en Pollolín. Sabemos que los compañeros están atravesando el delicado momento de recibir el pago de sus salarios en cuotas y que ven la posibilidad de perder su fuente de trabajo. UATRE está con ustedes e iremos hasta las últimas consecuencias para cuidar el salario y la manutención de los compañeros”, manifestó José Voytenco sobre el conflicto.

Desde la UATRE aseguraron que acompañan el justo reclamo junto a los compañeros del Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (STIA) y del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Hielo y Mercados Particulares de la República Argentina (STIHMPRA).

Este miércoles 12 de abril los trabajadores de la empresa Pollolín realizaron un corte en los puentes carreteros de Cipolletti y Neuquén denunciando que la empresa está pagando los sueldos en cuotas y hay riesgo de reducir el personal. Corte que luego fue levantado, mientras el paro por tiempo indeterminado sigue adelante.

Los trabajadores explicaron que los casos de gripe aviar complicaron la situación económica de la empresa y ahora temen por sus puestos laborales. Aseguran que actualmente hay más de 900 empleados que dependen de esta fuente de trabajo.

Manifestaron además que Pollolín presentó un documento que refleja la crisis que atraviesa, y que solicitó la ayuda del gobierno provincial. En caso de no recibir ayuda, desde la compañía les ofrecieron tres opciones: reducir las horas de trabajo y pagar solo las horas trabajadas, suspender personal temporalmente e ir rotando a los trabajadores o reducir la planta de trabajadores a la mitad. En virtud a esto es que los trabajadores en las últimas semanas debieron bajar el rendimiento productivo al 50%.