Inicio SOCRA/ Curtidores CUERO: Sindicatos y Empresarios ALERTAS por anuncio del GOBIERNO de exportación sin...

CUERO: Sindicatos y Empresarios ALERTAS por anuncio del GOBIERNO de exportación sin VALOR AGREGADO

258
Compartir

El Sindicato Obreros Curtidores de la República Argentina (SOCRA) que conduce Gabriel Navarrete y que cuenta en sus filas a su referente histórico Walter Correa, en forma conjunta con organizaciones gremiales hermanas y entidades empresarias de la Industria del Cuero y del Calzado, solicitaron al Ministerio de Economía de la Nación que las medidas anunciadas que implican la derogación de la Resolución N° 537/92, facilitando a una minoría la exportación de cueros vacunos salados sin valor agregado alguno, no sean puestas en vigencia, ya que «las consecuencias de hacerlo serán irreparables: Cincuenta mil puestos de trabajos no pueden perderse por ir en búsqueda de una incomprobable e irrisoria disminución del precio de la carne. Sin trabajo, sin ingresos, nadie concurre al supermercado», advirtieron.

A través de un documento titulado «DESTRUIR LA CADENA DE VALOR DEL CUERO NO ES JUSTO», las entidades obreras y empresarias firmantes expresaron su rechazo a la promesa realizada por el Gobierno nacional a través del Ministerio de Economía de «eliminar el régimen que desalienta la exportación de materia prima cuero salado», medida oportuna «que permitió el DESARROLLO SOSTENIDO de la cadena de valor del cuero y sus manufacturas , a través de la derogación de la Resolución N° 537/92».

El escrito da cuenta que con esta promesa «se busca facilitarles el negocio a los actuales exportadores de cueros vacunos salados algunos de ellos (la minoría) establecimientos de faena bovina, el resto solo oficinas comerciales que están detrás del negocio de turno, permitiéndoles poder comercializar directamente al exterior las piezas, sin necesidad de que pasen por una curtiembre para su industrialización».

Promesa que fue realizada por el Ministerio de Economía durante el anuncio del Programa Precios Justos, «sin considerar el impacto secundario que describimos» y así es que aparece «una condición extrema para fijar el precio de algunos cortes de carne vacuna», cuando «el asado no tiene que ver con el precio del cuero. El cuero solo representa el 1,7 % del precio del ganado», deja en claro el análisis de las entidades de trabajadores y empresarios de la industria del cuero y afines.

Finalmente, el documento rubricado por parte de los trabajadores por: FATICA (Trabajadores del Cuero), UTICRA (Calzado), SOCRA, SAMC (Manufactura) – SOM (Obreros Marroquineros), SOIC de Esperanza SF, SECEIC (Empleados, Capataces y Encargados del Cuero), STIC Salta, SECA La Rioja (Empleados del Cuero LR), y el STIC Tucumán. Y de la parte empresaria por: CICA (Curtidora), CIMA (Manufactura del Cuero), ACUBA (Curtidora PBA), y FAICA (Industria de Calzado y Afines), hace hincapié en que: «Esta medida que va en contra del principio de agregado de valor por parte de la industria nacional, es un viejo reclamo de la industria frigorífica orientado a reprimarizar la economía, volviendo a los tiempos de la colonia», concluye.

DOCUMENTO CONJUNTO COMPLETO DE LAS ORGANIZACIONES DE TRABAJADORES Y LA ENTIDADES EMPRESARIAS DE LA INDUSTRIA DEL CUERO Y AFINES

DESTRUIR LA CADENA DE VALOR DEL CUERO NO ES JUSTO
El Gobierno nacional, a través del Ministerio de Economía prometió eliminar el régimen que desalienta la exportación de materia prima cuero salado que permitió el DESARROLLO SOSTENIDO de la cadena de valor del cuero y sus manufacturas , a través de la derogación de la Resolución N° 537/92.

Se busca facilitarles el negocio a los actuales exportadores de cueros vacunos salados algunos de ellos (la minoría) establecimientos de faena bovina, el resto solo oficinas comerciales que están detrás del negocio de turno, permitiéndoles poder comercializar directamente al exterior las piezas, sin necesidad de que pasen por una curtiembre para su industrialización.

La promesa fue realizada por el Ministerio de Economía durante el anuncio del Programa Precios Justos, sin considerar que impacto secundario que describimos. Aparece así una condición extrema para fijar el precio de algunos cortes de carne vacuna. El asado no tiene que ver con el precio del cuero. El cuero solo representa el 1,7 % del precio del ganado.

Esta medida va contra el principio de agregado de valor por parte de la industria nacional y es un viejo reclamo de la industria frigorífica orientado a reprimarizar la economía, volviendo a los tiempos de la colonia.

Los argumentos que, medidas como estas lograrán que los consumidores argentinos accedan a la carne vacuna a menor precio, es sencillamente una mentira. Solo basta repasar las progresivas concesiones que le otorgaron los gobiernos de turno al sector agroexportador más concentrado:

En la década de 1970, la exportación de cueros crudos no industrializados llegó a estar prohibida en Argentina, como medida de protección a la industria nacional. En 1992, y por decreto, se habilitó la comercialización al exterior de cueros salados con un arancel del 15%. A fines de 2015 las retenciones fueron reducidas al 10%. En junio de 2020 y hasta el
31 de diciembre de ese año, fundamentado en la Pandemia de Covid 19 y la excepcionalidad del comercio mundial, el
Gobierno nacional autorizó la exportación de cueros salados.
Algunas de estas medidas redundaron en un descenso del costo de la carne para los consumidores?. La respuesta es evidente, NO.

El costo social económico de la puesta en vigencia de estas medidas, si es evidente:

– La desaparición de una industria centenaria, típica del país, la curtiembre, que ha llegado a exportar 1.000 millones de
dólares.

– La destrucción de la cadena de valor cuero y sus manufacturas, que ha llegado a producir el año pasado 100 millones de pares de zapatos y millones de unidades de artículos de marroquinería, talabartería y manufacturas de cueros.

«Los países civilizados no exportan materia prima, sin antes transformarla localmente, de lo contrario, estarían creando ocupación en el país comprador y desocupación en el país exportador. No exportemos cuero, exportemos zapatos». Esto decía Manuel Belgrano, en 1796, es increíble que deba ser recordado a quienes nos gobiernan más de doscientos años después, cuando esta cadena de valor fue creciendo exponencialmente en las fuentes de trabajo generadas.

Cincuenta mil puestos de trabajos no pueden perderse por ir en búsqueda de una incomprobable e irrisoria disminución del precio de la carne. Sin trabajo, sin ingresos, nadie concurre al supermercado.

Solicitamos del Ministerio de Economía de la Nación, que las medidas anunciadas no sean puestas en vigencia, las consecuencias de hacerlo serán irreparables.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 16 de febrero de 2023

Federación Argentina de Trabajadores de la Industria del Cuero y Afines (FATICA) – Unión Trabajadores de la Industria del Calzado de la República Argentina (UTICRA) – Cámara de la Industria Curtidora Argentina (CICA) – Cámara de la Industria de la Manufactura del Cuero Argentina (C.I.M.A.) – Asociación Curtidora de la Provincia de Buenos Aires (ACUBA) – Federación Argentina de la Industria de Calzado y Afines (FAICA) – Sindicato de Obreros Curtidores de la República Argentina (SOCRA) – Sindicato Argentino de la Manufactura del Cuero (SAMC) – Sindicato de Obreros Marroquineros (S.O.M.) – Sindicato Obrero de la Industria del Cuero (SOIC), Esperanza Pcia Sta. Fe – Sindicato de Empleados, Capataces y Encargados de la Industria del Cuero (SECEIC) – Sindicato de Trabajadores de la Industria del Cuero de la Provincia de Salta (STIC Salta) – Sindicato de Empleados del Cuero y Afines de La Rioja (SECALaR) – Sindicato de Trabajadores
del Cuero (S.T.I.C.) de Tucumán.