Inicio FeMPINRA La FEMPINRA reivindicó la marcha por PAN, PAZ y TRABAJO de SAUL...

La FEMPINRA reivindicó la marcha por PAN, PAZ y TRABAJO de SAUL UBALDINI

56
Compartir

“Nosotros somos los hacedores de gran parte de la historia de este país”, sostuvo JUAN CARLOS SCHMID, Secretario General de Dragado y Balizamiento y la Federación Marítima Portuaria y de La Industria Naval (FEMPINRA), al reivindicar al sindicalismo en el marco del encuentro realizado este martes 29, en la víspera de un nuevo 30 de marzo, aniversario de la marcha del Movimiento Obrero a la Plaza de Mayo, liderada por Saúl Ubaldini, en rechazo a la dictadura militar de 1982; y destacó el rol de los gremios. “Era una deuda de honor que, a 40 años de aquel acontecimiento, nosotros lo pusiéramos en la escena y en la memoria de todo el movimiento sindical”.

Durante la jornada realizada en la sede de la Federación de Trabajadores Cerveceros, ubicada en Humahuaca al 4072, que estuvo organizada por el Centro de Estudios Laborales (CEL), JUAN CARLOS SCHMID reflexionó acerca del valor de los trabajadores y sus sindicatos en la lucha por la democracia. “El 30 de marzo compañeros y compañeras no figura en rojo en el almanaque. Sin embargo, para nosotros es una fecha gloriosa, porque fuimos nosotros los que escribimos el último capítulo y los que le pusimos el punto final a la dictadura militar”, expresó quien además se desempeña como Secretario Adjunto de la Confederación Argentina de Trabajadores de Transporte (CATT).

Así, rememoró la dictadura de Leopoldo Galtieri entre 1981 y 1982: “Nunca había ocurrido – a pesar de los desencuentros, de las asonadas militares que habían sido casi continuas desde el 55 hasta la fecha – un saqueo, un plan criminal contra los actores populares, sindicatos, partidos políticos, agrupaciones estudiantiles, movimientos sociales. Nunca en la historia había habido un plan sistemático que, además de provocar el saqueo de nuestra riqueza, lo que buscaba era la eliminación física del sindicalismo argentino”, sostuvo el gremialista y agregó que “el objetivo central de la dictadura cívico militar, de los que movían los hilos en lo económico, era derrotar el campo sindical”.

“Muchos ya habíamos perdido, antes de aquella fecha, el trabajo. Y muchos ya habíamos sido amordazados antes de aquel momento. Empezó con esa resistencia de Saúl, pero hubo una infinidad de conflictos en el interior, en los centros de trabajo, en las terminales automotrices, en las usinas, en los puertos; en un montón de lugares hubo resistencias aisladas encabezadas por las comisiones internas, por los cuerpos de delegados, sin ninguna dirección, sin ninguna instrucción de la comisión directiva central”, destacó Schmid acerca de la resistencia del movimiento sindicalista.

Del mismo modo, también se refirió al aporte de otros movimientos sociales y a la experiencia de gobiernos neoliberales. “Los grandes acontecimientos estuvieron marcados por las luchas sociales fuertemente durante el peronismo, pero también previamente. No podríamos negar el aporte que han hecho otras corrientes de pensamiento a las luchas sociales en Argentina. Pero, indudablemente, ha corrido mucha agua bajo el puente. El país ha quedado muy mal herido de las experiencias neo liberales. El país no ha encontrado el rumbo aun cuando hubo períodos de bonanza y de gobiernos populares que han hecho una política de distribución mucho más justa para nuestro pueblo”, indicó el Secretario Adjunto de la CATT.

Por otro lado, se expresó acerca de la situación política económica actual del país: “Sin embargo, Argentina no ha cambiado su matriz productiva y anda a los tumbos desde aquel fatídico 76, regresando de vuelta a vuelta al endeudamiento externo. Esto condiciona nuestras vidas, la presencia de FMI. Creo que, en esta situación, debemos tener nuestra colaboración, pero, al mismo tiempo, tener la alerta para que ningún aspecto del acuerdo con el FMI se descargue sobre nuestras espaldas. Esto lo hemos manifestado en más de una ocasión”, aseguró Schmid.

Asimismo pidió al Gobierno “que se pongan de acuerdo en la cúpula porque por debajo estamos nosotros que somos lo que sufrimos las consecuencias” y parafraseó a Juan Domingo Perón: “Primero la Patria, después el movimiento y por último los hombres”, haciendo un llamado para hacer “valer lo colectivo por sobre lo individual”.

Finalmente, el Secretario General de Dragado y Balizamiento enfatizó en la crisis de la Hidrovía. “Yo estoy en un sector, en el área portuaria marítima, donde no se han puesto de acuerdo en cómo van a resolver las concesiones de las terminales del puerto metropolitano, y el tema de mi actividad – la Hidrovía – está sufriendo un manoseo que es vergonzoso. Por lo tanto, esto no arroja ninguna seguridad ni genera confianza”, concluyó Juan Carlos Schmid.

El encuentro en Cerveceros además contó con la participación de Carlos Frigerio, Secretario General de la Federación Argentina de Trabajadores Cerveceros y Afines; Esteban “Gringo” Castro de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP); Ana Lemos, por la Unión Obrera Ladrillera R.A y Luis Cáceres, su Secretario General.