Inicio CARLOS ACUÑA HÉROES DE MALVINAS: Homenaje en el FELIPE VALLESE con la presencia de...

HÉROES DE MALVINAS: Homenaje en el FELIPE VALLESE con la presencia de MARTÍN BALZA

140
Compartir

En coincidencia con aquel 28 de marzo de 1982, en que las tropas del Ejército Argentino y de la Armada embarcaron y pusieron rumbo a las Islas MALVINAS con el objetivo de desembarcar y recuperar las islas en poder de la corona Británica desde 1833, este último lunes de marzo 28/3 a las 18 hs. en el histórico SALÓN FELIPE VALLESE de la CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO DE LA REPÚBLICA ARGENTINA (CGTRA) que conduce el trinomio conformado por Héctor DAER, Pablo MOYANO y Carlos ACUÑA, en vísperas del 40º Aniversario del desembarco producido el 2 de ABRIL de 1982, se llevará a cabo un HOMENAJE A LOS HÉROES DE MALVINAS con la presencia del TENIENTE GENERAL MARTÍN BALZA.

La convocatoria orientada a las organizaciones sindicales y a la comunidad en su conjunto, está organizada y coordinada por la SECRETARIA DE POLÍTICAS DE EMPLEO de la CGTRA a cargo del referente portuario del Sindicato de Dragado y Balizamiento JUAN CARLOS SCHMID, titular de la FEMPINRA y adjunto de la CATT, quien como miembro del Consejo Directivo Nacional de la Central Obrera realizó la gestión para formalizar el acto e incluso concretó los contactos necesarios para contar con la presencia del GENERAL BALZA. Militar argentino veterano de la guerra de las Malvinas que se desempeñó como jefe del Estado Mayor General del Ejército Argentino entre el 4 de noviembre de 1991 y el 10 de diciembre de 1999.

“El 2 de abril de 1982 la Argentina fue sometida a la manipulación grosera de una dictadura sangrienta e ilegítima, que pretendió legalizar su régimen embanderándose en una causa nacional. La Junta Militar se lanzó a una aventura político-militar desconociendo la naturaleza de la guerra y sus consecuencias. Solo los verdaderos soldados están en condiciones de valorar en su verdadera dimensión el horror del conflicto bélico”, expresó en público el MARTÍN BALZA en distintas oportunidades, ratificando que la guerra de Malvinas no puede segregarse del régimen que la produjo: la dictadura militar que tuvo como objetivo la consolidación de un modelo de nación que exterminó a miles de ciudadanos detenidos y desaparecidos, con robos de niños y niñas nacidos en cautiverio, y la destrucción de miles y miles de familias argentinas.

MARTÍN BALZA desde diciembre de 1979 fue jefe del Grupo de Artillería 3 hasta agosto de 1982. En este cargo participó activamente en la guerra de las Malvinas y como coordinador de Apoyo de fuego de la Agrupación Ejército Puerto Argentino. En su historial cabe destacar que BALZA en 1995 hizo un anuncio público histórico en la televisión de reconocimiento de responsabilidad del Ejército por violaciones sistemáticas de los derechos humanos realizadas por las Fuerzas Armadas argentinas durante la última dictadura cívico-militar argentina, y ordenó a sus soldados desobedecer las órdenes inmorales que pudieran darse en el futuro. Además se desempeñó como embajador en Colombia, nombrado por los gobiernos de Nestor Kirchner y Cristina Fernández y como embajador argentino en Costa Rica, nombrado por el gobierno de Cristina Fernández, tras el término de su carrera militar.

EL DESEMBARCO DEL 2 DE ABRIL

La “Operación Azul”, así denominada por la Armada, paso a llamarse “Operación Rosario” a instancias de integrantes del Ejército, quienes recordaron que en las Invasiones Inglesas criollos y españoles se pusieron bajo la advocación de la Virgen del Rosario para enfrentar a las tropas invasoras.

En la mañana del 28 de marzo de 1982, tropas del Ejército Argentino y de la Armada embarcaron y pusieron rumbo a las islas a órdenes del Comandante de la Operación, General Osvaldo García, su objetivo era nada menos que desembarcar y recuperar las Islas Malvinas, que se hallaban en manos de la corona Británica desde 1833, es decir casi un siglo y medio de usurpación.

Elementos del Comando de la Brigada de Infantería IX y de la Compañía C del Regimiento de Infantería 25 formaron parte de aquella Fuerza de Tarea, embarcados en el destructor ARA “Santísima Trinidad” y el Rompehielos “Almirante Irizar”. En el Transporte “Cabo San Antonio” se trasladaba a la sección transporte del Regimiento 25 y la sección de tropas especiales, que a cargo del jefe de regimiento participaron con el escalón anfibio en la conquista de la localidad.

El 29 de marzo, ante las inclemencias del tiempo y la agitación el mar que impedía las reuniones de comandantes y jefes, se imparten por radio las ideas rectoras para la operación. En estas instrucciones se establecía la intención de realizar una operación incruenta, es decir que se trataría de evitar causarle bajas al enemigo Británico, aún a costa de sufrir bajas propias.

El 30 de marzo debido las malas condiciones meteorológicas que imperaban en el Atlántico sur, con vientos de más de 70 km/h por aquella fecha, obligaron a posponer la ejecución de la operación, fijando el 2 de abril como día D, fecha en la cual finalmente se llevó a cabo el desembarco y ocupación de las Islas por parte de las fuerzas argentinas.

La toma de la residencia del gobernador inglés y el cuartel de los Royal Marines era los objetivos originales de la misión que inicialmente cumplirían las tropas del Ejército, pero debido a los efectos del clima sobre los helicópteros previstos se le asignó una nueva misión durante el operativo de desembarco: atacar junto con los elementos más adelantados de la fuerza anfibia de desembarco para conquistar la pista de aterrizaje y prepararla para el desembarco de las tropas transportadas por aire, teniendo en cuenta que el lugar estaría defendido por efectivos ingleses con armas automáticas y pesadas.

En la noche del 1 de abril cerca las 21:00 hs, inicia el desembarco la agrupación comandos anfibios desde el destructor ARA “Santísima Trinidad” alcanzando la costa a las 23:45 hs. A esa misma hora, el submarino ARA Santa Fe aportó otros diez buzos tácticos para colocar balizas de radionavegación y ocupar el faro del Cabo San Felipe.

A las 6:15 hs del 2 de abril, desembarcan los vehículos anfibios blindados con el Grupo de Tarea 40.1, integrado por fuerzas de Infantería de Marina y de la sección de la Compañía C del Regimiento de Infantería 25.

La misión era tomar el aeropuerto con el apoyo de fuerzas helitransportadas desde el rompehielos “Almirante Irízar”, limpiar los obstáculos de la pista y permitir que, a partir de las 8:30 hs, comenzaran a aterrizar los C-130 “Hércules” de la Fuerza Aérea con el grueso de las tropas del Regimiento de Infantería 25 que provenían desde Comodoro Rivadavia.

A las 7:30 h, el jefe del “25” informó que había capturado el aeropuerto y se había despejado la pista. A las 8.45 h aterrizó el primer Hércules C-130. A las 9:00 hs, mientras se desarrollaban escaramuzas en cercanías y dentro de la casa del Gobernador de la Islas, las tropas británicas se rindieron al ser superadas por nuestras fuerzas.

Siendo las 12:30 horas del día 2 de abril de 1982, en una emotiva ceremonia se produce con las formalidades de rigor, el arrío de la bandera británica y el izamiento, por primera vez después de 149 años, de la enseña nacional.

FUENTE: Información del acto y demás – NOTITRANS / Data histórica Guerra de Malvinas – ARGENTINA.GOB.AR