Inicio EDUARDO LAUCHIERI PECIFA: Personal Civil Fuerzas Armadas exige ELECCIONES NACIONALES a TRABAJO

PECIFA: Personal Civil Fuerzas Armadas exige ELECCIONES NACIONALES a TRABAJO

105
Compartir

Convocados en Asamblea y Movilización frente a las puertas de la sede central del Ministerio de Trabajo de la Nación en el bajo porteño, referentes de 14 Seccionales de la Unión del Personal Civil de las Fuerzas Armadas (PECIFA) encabezados por la titular de PECIFA CAPITAL, ALBANA FILIPPO, y el conductor de PECIFA GRAN BUENOS AIRES, JUAN CARLOS PÉREZ, exigieron al Ministro de Trabajo CLAUDIO MORONI el cumplimiento a la intimación resuelta por dicho organismo del Estado nacional «para el llamado de Elecciones Nacionales por el estado de acefalia de la Comisión Directiva Nacional», poniendo el acento en que «merecemos un gremio normalizado».

Pasado el medio día de este lunes 7 de marzo, LOS PECIFAS de gran parte del país se hicieron presente en el edificio ministerial sito en Leandro Alem 650 del barrio de Retiro, donde en representación de las Seccionales: Tucumán, Tandil, Salta, Santa Fe, Rio IV, Reconquista, Punta Alta, Paraná, Misiones, Mendoza, Gran Bs As, Curuzú Cuatiá, Chamical y Capital Federal» y de los dirigentes renunciantes a la Comisión Directiva Nacional evocando en el congreso extraordinario realizado el 28 de agosto de 2021 el artículo 25 de su estatuto social, se manifestaron para finalmente hacer entrega en la mesa de entrada de la Cartera Laboral una CARTA ABIERTA dirigida en forma conjunta a los MINISTERIOS de TRABAJO, DEFENSA Y SEGURIDAD.

La misiva señala textualmente: «Señores Ministros de la Nación … Nos dirigimos a ustedes como representantes de PECIFA en base a los reclamos que venimos realizando ante el Ministerio de Trabajo para que se haga valer la voluntad de las mayorías. En el mes de septiembre próximo pasado, le solicitamos al Ministerio que nombrara un delegado normalizador que nos permitiera llamar a elecciones y retomar las acciones gremiales. Hoy ante la falta de intervención y decisión política, nuestro gremio sigue “manejado” por el responsable legal José Eduardo Lauchieri, quien se opone a llevar a cabo las elecciones ya que las bases y las mayorías legítimas se expresan en su contra. Tampoco defiende a las y los trabajadores empleados de nuestro propio gremio. Por lo contrario, han redoblado su manifiesto desprecio por la defensa de los derechos de los trabajadores y cuatro compañeros empleados –con carpeta médica por estrés laboral– fueron despedidos luego que denunciaran por violencia laboral y de género a algunas personas de esa minoría que ocupa nuestro sindicato.

Nos encontramos ante una crisis institucional, política y económica sin precedentes. Mientras que el estado pretende mirar hacia el costado, el Congreso con mayorías absolutas de la Comisión Directiva Nacional, Seccionales y Congresales decidió la renovación de la conducción del sindicato. Sin embargo, todo sigue igual y pareciera que ni el ministro de Trabajo, CLAUDIO MORONI, ni la directora de Asociaciones Sindicales, MÓNICA RISOTTO, tienen intenciones de resolver el recurso jerárquico que presentamos para la habilitación del llamado a las elecciones como indica la Ley de Asociaciones Sindicales, situación que atraviesa al resto de los Ministerios –Defensa y Seguridad- inevitablemente, ya que realizaremos todas las acciones que consideremos pertinentes por nuestra representación y para la resolución del conflicto como corresponde y a la brevedad. Además, su inacción, hoy deja en la calle a cuatro familias de trabajadores con legajos impecables.

La situación económica nos encuentra quebrados. La gestión de Lauchieri nos deja ante una situación de extrema gravedad que involucra la malversación de fondos con préstamos de compañeros del Banco Ciudad; ingresos de dinero de terceros pagados con intereses; refinanciaciones recurrentes con la AFIP por cargas sociales de empleados y ganancias (todo esto ya denunciado penalmente); y los recientes despidos a cuatro trabajadores que como consecuencia de esos juicios laborales, irán contra nuestro patrimonio, una vez más.

Peleamos por nuestra existencia. Como gremialistas pensamos que la vida es la lucha e iremos hasta las últimas consecuencias. No sabemos cuánto más podremos sobrevivir como organización bajo estas condiciones. Hemos mantenido la paz social creyendo y confiando en las Instituciones que tienen la obligación de contenernos. Mientras tanto estamos mostrando la fuerza de la militancia gremial en cada lugar de este querido país, en cada liceo, en cada hospital, en cada geriátrico, en la obra social, en los arsenales, las guarniciones, en cada asentamiento donde cumplen funciones nuestros representados. Nos haremos escuchar. La única lucha que se pierde es la que se abandona y nosotros no vamos abandonar.

Le solicitamos a los Ministerios de Trabajo, Defensa y Seguridad que estén a la altura de las circunstancias y resuelvan la grave crisis que las y los trabajadores estamos atravesando», concluye el documento rubricado por las 14 Seccionales referidas y los renunciantes a la Comisión Directiva Nacional de PECIFA.