Inicio CGT CGTRA GENERO: El CD impulsa el 50% de participación de la MUJER

CGTRA GENERO: El CD impulsa el 50% de participación de la MUJER

35
Compartir

La Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGTRA) convocó para este martes 24 de agosto a las 16 horas a reunión de Consejo Directivo en su sede de Azopardo 802 del barrio de San Telmo, donde tratarán tres puntos a considerar: La convocatoria al Congreso Nacional Ordinario para renovar autoridades y la aprobación de Memoria y Balance. Convocar al Comité Central Confederal. Y la reforma de Estatuto que habilite incorporar Equidad de Género y la modificación y/o creación de nuevas Secretarías.

En este contexto, en el seno de la conducción de la CGT ya está instalado el debate que impulsa ampliar la participación femenina al 50% y en ese sentido el debate entre los gremialistas ya comenzó y analizan los detalles para concretar ese objetivo en la futura renovación de autoridades prevista para el próximo 11 de noviembre, que implicaría duplicar la cantidad de integrantes del consejo directivo, pasando de 35 a 70 miembros, según las fuentes consultadas por TELAM.

El cable de la agencia de noticias oficial TELAM producido por el periodista Adolfo Rocasalbas, ratifica que el debate ya arrancó el pasado miércoles 18 de agosto en lo que fue el primero de forma presencial desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, y continuará este martes para dar tratamiento al ya citado orden del día que tiene como tema central la reforma del Estatuto. Reforma en la que ya trabajan especialistas y asesores legales de la central obrera para ampliar la participación de la mujer en los cargos de conducción desde el 30% vigente, estipulado desde 2002 por la Ley de Cupo Sindical Femenino 25.674, al 50% que se plantea como nueva meta.

Según los voceros gremiales consultados por Télam, los cambios estatutarios en estudio incrementarían de 35 a 70 los cargos femeninos en el consejo directivo, por lo que a partir de noviembre cada gremio que integre la conducción tendría dos representantes en el órgano colegiado -un hombre y una mujer- aunque la ley 25.674 estipule un mínimo del 30% como cupo obligatorio.

La ley, sancionada en 2002, estableció el 30% como piso femenino también para las delegadas en las negociaciones colectivas y para las listas eleccionarias de los sindicatos, lo que a su vez es contemplado por el artículo 47 del estatuto vigente de la CGT, aunque hoy esté incumplido, ya que hoy solo ocupan cargos dos mujeres: Noé Ruiz (secretaria de Igualdad de Oportunidades y Género) y Sandra Maiorana (secretaria de Salud).

Sobre las reformas en carpeta, Vanesa Siley, diputada nacional (Frente de Todos-Buenos Aires) y secretaria general del Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJU), sostuvo en diálogo con TELAM que las mujeres deben acceder a los cargos de conducción, tanto en sus propios gremios como en la CGT, y explicó que la norma de cupo sindical modificó la histórica Ley de Asociaciones Sindicales 23.551.

«Esos cambios rigen para las uniones, gremios, federaciones y confederaciones, es decir, para las organizaciones de primer, segundo y tercer grado, y especificaron un cupo de al menos el 30 por ciento en cargos titulares. O sea, de los 35 actuales en el consejo directivo de la CGT, entre 11 y 12 deberían ser para el sector femenino», puntualizó.
Para la referente nacional de la Mesa de Mujeres Sindicalistas, más allá de esos cambios estatutarios, la tarea tiene que realizarse «en resguardo de los principios legales y del modelo sindical argentino vigente», y en ese sentido afirmó que si la reforma que se proyecta incorpora un cupo del 50 por ciento de mujeres debe, ineludiblemente, regir para los cargos titulares de la CGT.

«Se trata de una oportunidad histórica inigualable para el movimiento obrero y para la CGT. Una verdadera reforma estatutaria no solo debe apuntar a que las mujeres ocupen esos cargos de conducción sino a construir una agenda con perspectiva de género», planteó Siley.

Para la gremialista y diputada, una verdadera y profunda discusión sobre el tema debe encaminarse a un debate sobre «por qué las mujeres menores de 25 años están mayormente desocupadas, por qué perciben salarios inferiores a los hombres, por qué cobran una remuneración menor en las ramas industriales, y por qué entre ellas es más grave la situación de precarización y subcontratación laboral, lo que es preciso resolver».

«Es decir, existen problemas estructurales que será preciso analizar y debatir a fondo y resolver de manera definitiva. Esa es la verdadera reforma. Las mujeres, en los sindicatos y en la CGT, deben ocupar cargos de conducción», exhortó Siley.

Por su parte, Graciela Aleñá, secretaria general del Sindicato Trabajadores Viales y Afines (STVYARA), adelantó que acompañará la iniciativa de la CGT, y resaltó la importancia de reformar el estatuto para acompañar a la sociedad en «la lucha y visualización de la igualdad de género».

«Que la nueva conducción de la CGT, a elegirse en noviembre, procure que participe un importante cupo femenino, incluso mayor al estipulado por ley, remite al fuerte compromiso del sindicalismo argentino en acompañar el cambio social que la clase trabajadora impone y por el que luchan a diario las mujeres en sus diferentes roles», evaluó.
Aleñá, que integra el espacio Frente Sindical para el Modelo Nacional (FRESIMONA) y la CATT, añadió a TELAM que «se viven momentos históricos, por lo que hay que acompañar los cambios para reconocer a las representantes de las trabajadoras, que cada vez son más».

Finalmente, Ana Lemos, secretaria de Interior de la Unión Obrera Ladrillera (UOLRA), celebró la iniciativa de la CGT y llamó a incorporar «real y efectivamente» a las mujeres sindicalistas en el consejo directivo, y relacionó el proyecto con «la lectura de la situación y de la realidad por parte de su conducción».

«Esta necesaria incorporación fue construida por las mujeres trabajadoras durante la resistencia al Gobierno de Cambiemos en la calle, con unidad, articulación, movilización y lucha. Las demandas y reivindicaciones hoy tomadas en cuenta son un paso y una victoria muy importante para los feminismos», analizó la dirigente ladrillera a esta agencia.

FUENTE: Cable TELAM por ADOLFO ROCASALBAS