Inicio FOEESITRA / Telecomunicaciones Telecomunicaciones: Avance y conciliación 

Telecomunicaciones: Avance y conciliación 

LA MUS CERRÓ PAGO A CUENTA CON TELEFÓNICA Y MOVISTAR, Y SIGUE EN ALERTA POR CLARO Y TELECOM

33
Compartir

La Mesa de Unidad Sindical de las Telecomunicaciones (MUS) integrada por la FOEESITRA, FECOTEL, FATTEL, CePETel y FOMMTRA, comunicó el 4 de septiembre que, a pesar de no haber alcanzado aún un acuerdo en la paritaria vencida desde el 1 de julio, sí «hemos logrado que la compañía Telefónica y Movistar acuerden un pago de carácter extraordinario que nos permita continuar con la discusión sin realizar medidas de acción directa que afecten el servicio, a la vez que hacemos llegar un alivio a la difícil situación económica a la que estamos sometidos».

Mientras continuaban las discusiones con Telefónica y Movistar «con el objeto de lograr a la brevedad un cierre salarial», las organizaciones que conforman la Mesa de Unidad ratificaron «el estado de alerta hacia Claro y Telecom» y, atento a la “política insensible” de “negarse a negociar las correcciones correspondientes al periodo 2020-2021”, convocaron a un paro de 24 horas para el 10 de septiembre, que no se llegó a concretar porque fue dictada la conciliación obligatoria tras el encuentro mantenido en el Ministerio de Trabajo el día 9.

En cuanto a logro alcanzado con Telefónica y Movistar, los integrantes de la MUS detallaron que «en efecto, a cuenta y como adelanto de paritarias, las partes acuerdan un pago de 6500 pesos brutos por única vez aplicable a los meses de julio, agosto y septiembre, liquidándose en forma definitiva en el mes de diciembre de 2020». Aclarando que, «ante la solicitud de las organizaciones que conforman la MUS, y atendiendo al contexto extraordinario existente producto de la pandemia COVID-19, Telefónica y Movistar aceptan anticipar ese pago al día 11 de septiembre».

A su vez subrayaron que «esta suma tendrá carácter idéntico para todos nuestros representados e incluye a las trabajadoras que estén gozando de licencia por maternidad o estado de excelencia». E hicieron hincapié especialmente en que «este acuerdo no modifica en manera alguna el período o las condiciones de la negociación paritaria en curso, pero marca una fuerte diferencia de actitud en relación al resto de las compañías del sector que continúan con su política insensible y especulativa en el medio de una crisis humanitaria en el país y en el mundo».

SIGUE EL ESTADO DE ALERTA

Luego de dictada la conciliación obligatoria, que incluye una futura reunión en la cartera laboral el 14 de septiembre, las organizaciones sindicales del MUS manifestaron que continúan en estado de alerta en espera de alcanzar una solución al conflicto, y felicitaron a “todos los compañeros y compañeras por la organización y preparación de la medida” dispuesta.

Aclararon que “la autoridad de aplicación dictó la conciliación obligatoria en los términos de la disposición 52-20 de la Dirección Nacional de Relaciones y Regulación del Trabajo”, encuadrando el conflicto “en el marco de la ley 14.786. A consecuencia de esto intiman a las organizaciones sindicales a dejar sin efecto las medidas de fuerza anunciadas, y a las empresas a otorgar tareas en forma normal y habitual a todo su personal, como así también a abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por las entidades sindicales…”, informaron.

En medio del conflicto iniciado el 24 de agosto, la Mesa había manifestado que «llama la atención la falta de sensibilidad empresaria, siendo que los trabajadores además de cumplir con nuestra obligación de mantener funcionando un servicio esencial, lo hacemos en condiciones que no son las adecuadas». Indicando al respecto que, «en efecto, la falta de equipamiento técnico y herramientas imprescindibles en época de pandemia no ha sido obstáculo para que prestemos la mayor colaboración y garanticemos así el mejor funcionamiento posible de los servicios a nuestro cargo».