Inicio PABLO PALACIO PARITARIAS: URGARA en Estado de Alerta y Movilización en Puertos Privados

PARITARIAS: URGARA en Estado de Alerta y Movilización en Puertos Privados

81
Compartir
Pablo Palacio

Los Recibidores de Granos liderados por Pablo Palacio declararon el Estado de Alerta y Movilización en los Puertos Privados ante la intransigencia patronal. Convocó a un Plenario de Secretarios Generales y Delegados Regionales para mañana miércoles 26 de agosto.

Luego de tres reuniones en el ámbito privado, la Unión Recibidores de Granos de la República Argentina (URGARA) que conduce Pablo Palacio, declaró el Estado de Alerta y Movilización ante la intransigencia del sector empresarial nucleado en la Cámara de Puertos Privados en la mesa paritaria. En este marco, URGARA convocó para este miércoles 26 de agosto a un plenario de de Secretarios Generales y Delegados Regionales «para analizar las medidas a adoptar».

URGARA tomó esta decisión luego de evaluar la falta de avances en las negociaciones que está llevando adelante con la citada cámara, y al confirmar la negativa de la patronal «a negociar salarios argumentando que fueron ajustados en exceso en la paritaria vencida en junio». El gremio está solicitando ajustar los mismos y discutir cláusulas de convenio, entre otras, la jornada de trabajo, horas extras, licencias, seguridad e higiene, sistema de relaciones laborales y condiciones de vida.

Una vez declarado el Estado de Alerta y Movilización, la organización sindical puso en inmediato conocimiento de la situación a las autoridades del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación (MTEYSS(, haciendo la correspondiente «reserva de los derechos que nos asisten para avanzar en medidas de acción directa de persistir esta situación».

La entidad gremial hizo hincapié en aclarar que, «la actividad agroexportadora fue declarada esencial, facturando miles de millones de dólares, y nuestros trabajadores y sus familias expuestos en una crisis sanitaria sin precedentes», advirtiendo por lo tanto que «deben ser correspondidos con sus salarios y sus condiciones laborales y de vida».