Inicio ATSA Bs. As./ Sanidad UNI GLOBAL Christy Hoffman sobre el acuerdo de Argentina por la Deuda

UNI GLOBAL Christy Hoffman sobre el acuerdo de Argentina por la Deuda

69
Compartir

Argentina da un paso fundamental en el camino hacia la recuperación de su soberanía económica. «Esto le trae esperanza en el marco de lucha contra el impacto económico del Covid-19”, expresó la Secretaria General de UNI.

Los sindicatos acogieron con satisfacción el acuerdo logrado por la Argentina para reestructurar miles de millones de dólares en deuda externa. «Argentina ha dado un paso fundamental en el camino hacia la recuperación de su soberanía económica al renegociar una gran parte de su deuda exterior, ahorrándole al país unos 30.000 millones de dólares», remarcan y celebran desde la UNI Global.

El gobierno de Alberto Fernández llegó a un acuerdo con un consorcio de acreedores, incluido Black Rock, el administrador de activos más grande del mundo, para reestructurar USD 65.000 millones en bonos extranjeros. El acuerdo también reduce la tasa de interés medio sobre los reembolsos del 7% al 3%. Cumplida esta meta, el Gobierno de Argentina ahora buscará renegociar su deuda de USD 44 mil millones con el FMI.

«Este histórico acuerdo con Blackrock y otros acreedores es un gran logro para la Argentina, y contribuirá de alguna manera a reparar los niveles inhumanos de deuda externa del país. Durante demasiado tiempo la economía argentina ha estado paralizada debido a préstamos externos que han causado una gran miseria para muchas personas. Esto trae esperanza a la Argentina, especialmente ahora que el país lucha contra el impacto económico del Covid-19 ”, según expresó la Secretaria General de UNI, Christy Hoffman.

Por su parte, Rubén Cortina, Presidente de UNI Américas y Secretario de Relaciones Internacionales de la Federación Argentina de Empleados y Servicios (FAECYS), señaló: «El acuerdo para la renegociación de la deuda tendrá un profundo impacto político, económico y social. No solo alivia la incertidumbre económica, sino que también abre la puerta a la reconstrucción económica y social en la etapa post pandemia. Demuestra que es posible renegociar la deuda, protegiendo los intereses de la nación y su gente, y cumpliendo con los compromisos internacionales ”.

En tanto, Héctor Dáer, Presidente de UNI Américas, cosecretario general de la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGTRA) y secretario adjunto de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) que lidera Carlos West Ocampo, celebró el acuerdo de reestructuración de deuda alcanzado con los acreedores. «Es un acuerdo clave que da lugar a la sostenibilidad y el desarrollo sin postergar las necesidades de nuestro pueblo. Continuemos en este camino de independencia económica, abogando por un desarrollo productivo que propicie el crecimiento del pueblo y los trabajadores argentinos».

La deuda fue contraída por el gobierno conservador de Mauricio Macri, que perdió el poder en diciembre de 2019. El dinero no se utilizó para potenciar el aparato productivo, invertir en ciencia y tecnología o desarrollar infraestructura. En cambio, el dinero simplemente desapareció, aplicando un modelo especulativo, lo que provocó un aumento de la desigualdad social y las dificultades económicas.

Ahora la prioridad del gobierno es sacar a todos los argentinos de la pobreza, que ha afectado especialmente a los niños, niñas, y adolescentes.
Hace mucho tiempo que los sindicatos en Argentina reclaman la reestructuración de los agobiantes niveles de deuda externa del país, que ha sido un obstáculo insuperable para la recuperación económica.

La pandemia ha visibilizado y aumentado las desigualdades sociales en todo el mundo. En Argentina, la crisis del Covid-19 estalló luego de cuatro años de un gobierno que desguazo al Estado, exaltó el individualismo cuentapropista y generó la mayor brecha entre ricos y pobres en la historia argentina.
Con este acuerdo el nuevo gobierno ha puesto en primer lugar a las personas más vulnerables y abandonadas, y marca el inicio de un proyecto de país que apunta a un mayor desarrollo, involucrando a los trabajadores y al Estado.

FUENTE: UNI GLOBAL UNION
FOTO: FOECYT – Christy Hoffman, secretaria general UNI Global Union, Héctor Dáer, presidente UNI Américas y Rubén Cortina, presidente UNI Global Union.