Inicio UOCRA/ Construcción UOCRA: Gerardo Martínez «No hay margen para avanzar en ajuste»

UOCRA: Gerardo Martínez «No hay margen para avanzar en ajuste»

243
Compartir

El líder de la Unión Obrera de la Construcción dejó en claro «que en el contexto que está la Argentina y Latinoamérica no hay espacio para avanzar en ajuste y debilitamiento en los derechos socio laborales de los trabajadores».

El secretario general de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), Gerardo Martínez, hizo hincapié en la confianza depositada en el Gobierno nacional que encabeza Alberto Fernández. «Nosotros confiamos en el liderazgo y la mirada estratégica que tiene el Presidente que es integral e inclusiva y él sabe medir objetivamente desde la gobernanza cuáles son los temas más urgentes que están directamente ligados a la pobreza, a la desocupación, y algunos aspectos de cosas tan terribles como que hay sectores de nuestra sociedad que todavía no tienen posibilidades de acceder a un plato de comida».

En un reportaje realizado por Felipe Yapur para Página 12, el líder de la UOCRA y secretario de Relaciones Internacionales de la Confederación General del Trabajo (CGTRA), indicó que «esa confianza que hay por parte del movimiento obrero es que vamos hacia un modelo económico productivo, moderno, de gestión del Estado con recuperación del mercado interno, del desarrollo productivo y de la industria nacional. Esta es la oportunidad que tiene el Gobierno para seguir reforzando lo que se estuvo haciendo hasta el 2015».
Para cerrar su opinión diciendo que, «esto es, hacer una Argentina competitiva y más igualitaria. Estas cosas no son un eslogan, es parte de la matriz política que representa el peronismo. Es la diversidad y es la unidad».

El dirigente constructor sostuvo que, si bien «desde que se decretó la cuarentena nosotros acompañamos todas las medidas para cuidar la vida y la salud de nuestro pueblo», al poco tiempo se dieron cuenta que no todos estaban en las mismas condiciones para enfrentar la pandemia. «Los sectores de la actividad privada no tenemos las mismas garantías salariales del empleo público. Entonces, los dirigentes sindicales debíamos reclamar por esas necesidades que tenían nuestros trabajadores porque las medidas que se dispusieron, que son buenas, no llegaban de inmediato. Esa demora hacía que nos diéramos cuenta de la necesidad de implementar un comité de emergencia económico productivo de las mismas características que tienen los expertos en salud. Eso hubiese ayudado a la gestión de los ministerios en temas de producción porque se produjeron demoras inexplicables».

Acerca de este gabinete de crisis que atienda la cuestión económica-productiva para ir discutiendo cada una de las contingencias que genera la cuarentena, cuestión que viene reclamando el sindicalista de la construcción, quiso dejar en claro que si hasta ahora no se genero, no fue «porque no haya habido una discusión de fondo, sino porque la emergencia no nos dio tiempo como para acordar porque el Gobierno está convencido y promueve el diálogo social y la concertación para alcanzar una Argentina de todos, una Argentina unida».

Planteado el retorno del Procrear que llevará adelante la ministra de Desarrollo Territorial, María Eugenia Bielsa, el titular de la UOCRA afirmó que la decisión era la respuesta que esperaban. Para el caso recordó que él participó de la génesis del Procrear durante el gobierno de Cristina Kirchner, «pero hoy lo importante es cuándo reactivamos las obras que están paralizadas desde noviembre pasado. Hay algo así como 30 mil viviendas paralizadas. Yo aplaudo las nuevas ideas pero recién se va a poner en práctica dentro de ocho meses. Yo estoy hablando de hoy y ahora».

Y que esas 30 mil viviendas no se terminan lo atribuyó que «es por falta de gestión», e inmediatamente aclaró: «Lo dije al principio, no todos los ministerios gestionaron igual. Diferente es (el ministro de Obras Públicas) Gabriel Katopodis que prácticamente está utilizando toda su base presupuestaria porque tiene una mirada de gestión productivista con rapidez y agilidad. En otro lado no la vemos. No es un problema de modelo sino de la actitud de algunos ministros.

En relación a la conformación de ese comité económico frente a la crisis, Gerardo Martínez descartó que las reuniones mantenidas con la UIA y AEA tengan que ver con ese fin y especificó el por qué de esos encuentros. «Nuestro gobierno está concentrado en resolver la emergencia sanitaria y salvar vidas. Nosotros nos dimos cuenta que podía haber una iniciativa de la CGT hablando con el sector empresario de manera bilateral. Consideramos que de esta forma vamos avanzando para cuando nuestro gobierno conforme el Consejo Económico Social. Esto no quiere decir que no tengamos diferencias con los empresarios y es posible que continúen existiendo pero lo importante es estar, dialogar, debatir y no abandonar porque hay algo con lo que no se está de acuerdo».

Sobre el encuentro que la CGT tuvo el martes 21 de julio por videoconferencia con los miembros de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) que nuclea a las principales empresas del país, el secretario general de la UOCRA refirió que se trató de «una reunión que se dio teniendo en cuenta la importancia que tiene este sector industrial. Ahí están los dueños de las empresas y me parece que es imprescindible trabajar en la incorporación de una visión relacionada a un proyecto nacional de desarrollo. Eso también es una forma de terminar con la grieta y concentrarnos en acordar un modelo de país».

En ese sentido, consideró que «esta pandemia puede darnos una oportunidad virtuosa para trazar un camino hacia un país sustentable donde podamos discutir los problemas estructurales por un lado, y los ideológicos y políticos por el otro». Y avisó que continúan con este tipo de encuentros, «esta semana nos encontraremos con todas las asociaciones y entidades que representan a las Pymes. Tenemos que hacer un trazado, digamos, transversal, por decirlo de alguna manera, como para poder volver a encontrar desde la cultura del trabajo, una mirada clara y definitiva de la Argentina que necesitamos».

Al referirse puntualmente a la impresión que le dejó el diálogo con los empresarios de la AEA, Martínez manifestó haber quedado sorprendido positivamente. Y fue así «porque no hubo un debate desde la grieta ni desde lo ideológico, sino que se habló de resolver la pobreza y la informalidad que llega casi a la mitad de la población. Por eso es importante el diálogo incluso con el Gobierno que trabaja para restablecer el modelo de desarrollo productivo.
Y ante la hipótesis de que este poderoso sector empresario vaya a tomar la crisis económica preexistente ahora agravada por la pandemia como la oportunidad para avanzar con reformas laborales, el jefe de la UOCRA, al tiempo que aclaró que de eso no se habló, puntualizó «con mucho respeto, «que en el contexto que está la Argentina y Latinoamérica no hay espacio para avanzar en ajuste y debilitamiento en los derechos socio laborales de los trabajadores».

Concluyendo, Gerardo Martínez comentó cómo lo ve al Presidente de la Nación Alberto Fernández. «Lo veo muy bien, lo veo sólido. Veo que sabe manejar los tiempos y en esto es fundamental. Es un presidente moderno, un presidente que no pertenece al mundo sólido, sino al líquido y tiene una mirada rápida y proactiva».

FUENTE: PÁGINA 12 POR FELIPE YAPUR
FOTO: NA JUAN VARGAS