Inicio 2020-05 Mayo La Hípica necesita su plataforma online

La Hípica necesita su plataforma online

DIEGO QUIROGA (APHARA) RECLAMA A LA CIUDAD QUE LOS HIPÓDROMOS PUEDAN PARTICIPAR EN LA LICITACIÓN

204
Compartir

El avance de la licitación del juego online en la Ciudad de Buenos Aires en medio de la pandemia, cuando la lógica indicaba que ese proceso debería estar suspendido hasta el levantamiento de la cuarentena, resulta sorprendente y más aún cuando está dejando afuera a los hipódromos sin una plataforma propia, y los fagocita como un juego más entre otras tantas modalidades.

El grito de alerta lo dio el secretario general de la Asociación del Personal de Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines de la República Argentina (APHARA), Diego Quiroga, al opinar que el juego online así planteado es un «negocio para pocos, riesgo para muchos», ya que pone en peligro 2000 puestos de trabajo en la hípica. Aclaró asimismo que no están en contra del juego online sino del que se busca impulsar en la Ciudad corriendo detrás de la cuarentena.

La APHARA concretamente se opone a que los hipódromos desde el vamos hayan quedado desplazados de poder tener su propia plataforma de juego y poder participar de forma competitiva y leal con el resto de los portales de juego online. «La Lotería de Buenos Aires no permite que los hipódromos tengan su propia plataforma online, ni permite que participen en la licitación de las licencias de juego online. Esto es lo que no sabe gran parte de la sociedad, gran parte de los sectores de la actividad hípica», denunció Diego Quiroga.

El titular de la APHARA siempre está analizando la jugada más beneficiosa para el sostenimiento de la industria hípica y el mantenimiento de los puestos de trabajo que ésta representa, directa e indirectamente, y se preocupa y ocupa de cómo está dispuesto el tablero para poder anticiparse a la jugada de aquellos que solo buscan sacar el rédito propio en el momento justo sin importarle el futuro de la actividad. Por eso, Diego Quiroga viene siguiendo de cerca este proceso de licitación en la Ciudad, donde detalla que hay nueve licencias presentadas, de las cuales deberían quedar solo siete, habiendo desplazado desde el llano a los hipódromos.

«De avanzar con el juego online como está presentado, el Turf quedaría afuera. Esto indica que se podrían llegar a hacer apuestas a las carreras pero con los hipódromos apenas recibiendo una mera comisión y no pudiendo participar del bruto de la apuesta en el totalizador, ni obviamente en el sport ni el dividendo ni en la bolsa de premios», explicó Quiroga.

El dirigente consideró que «el juego online es algo que necesita la actividad, y sería una solución para la industria hípica poder incorporarlo en un momento como este, o bien cuando puedan estar habilitadas, porque hay que entender que el juego online según la Lotería de la Ciudad recién podría estar habilitado y funcionando para octubre, pero resulta que no permitirían al Turf, a los hipódromos, tener su propia plataforma de juego online».

Diego Quiroga insiste en que «sería ideal el juego online en la actividad en la medida que el Turf tenga, o los hipódromos en este caso, su propia plataforma, de manera tal que el apostador -al igual que de forma presencial o física- haga una jugada en una ventanilla y pueda mover el totalizador, el sport y obviamente la parte que vaya a premio». Pero claro, muy distinto es la forma en que quieren implementarlo en la Ciudad, donde gira una comisión para el hipódromo que puede estar apenas en un 6 por ciento -como en algunos otros países del mundo-, que acá incluso sería menos, y que en realidad la banca no sería el hipódromo sino ese portal de juego online que cuenta con una diversidad de juegos y una cantidad de modalidades que sorprenden a todo tipo de jugador que ingresa a la plataforma.

«Por eso es que salimos en contra del proceso de licitación, por todas las irregularidades, pero fundamentalmente porque está dejando al Turf afuera.

Creo que hay una diferencia abismal y todos creemos que la solución, la salvación en estos momentos, sería el juego online, pero no de la manera en la que la Ciudad lleva adelante este proceso», concluyó Quiroga.

COMPETIR DE IGUAL A IGUAL

Por otra parte, el secretario general de APHARA consideró que es sumamente importante poder estar a la altura de las circunstancias y que el Turf pueda competir de igual a igual, teniendo en cuenta además la diferencia que existe a nivel cánones, impuestos, gravámenes y tributos, entre el juego presencial o físico y el juego online. «El juego online tributa y paga muchos menos canon que el juego físico, además de no tener el impuesto a los aciertos que sí lo tiene el juego físico hoy. Recordamos que ya hace casi dos años que se implementó en la Ciudad el impuesto a los aciertos que inició con el 2% y hoy está en el 3% e hizo caer entre 90 y 100 millones la recaudación, lo cual vio afectado en 5 millones de pesos la bolsa de premios. Si este impuesto hoy no estaría vigente, la bolsa de premios de Palermo tendría una recaudación de 5 millones de pesos más, y este impuesto le queda a la Ciudad».

Lo que explica Diego Quiroga es que «el juego físico y el juego online no están en igualdad de condiciones, dado que los tributos y lo cánones que paga el juego online son mucho menos que el juego físico, lo que pone en evidencia claramente una competencia desleal. Sumémosle que el juego online no es generador de puestos de trabajo, por eso hoy, a cambio, estamos planteando que vaya del juego online un porcentaje a la hípica, para seguir sosteniéndola como industria solo por los puestos de trabajo que tiene de manera directa o indirecta a nivel nacional», remarcó.