Inicio 2020-03 Marzo “El Puerto no se vende, se defiende”

“El Puerto no se vende, se defiende”

FEMPINRA RECLAMÓ POR LOS 800 TRABAJADORES Y CONTRA LA LICITACIÓN MONOPOLICA DEL PUERTO BA

210
Compartir

La asamblea de la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval llevada a cabo el 27 de febrero, facultó a sus autoridades lideradas por Juan Carlos Schmid a realizar las medidas de fuerza que considere necesarias para la defensa irrestricta de los puestos de trabajo en riesgo, en el marco del proceso de revisión del pliego del gobierno anterior del Puerto de Buenos Aires, que llamó a licitación para un único operador.

La falta de respuestas y de designación de las autoridades al frente de la Administración General de Puertos, que actúen como interlocutores válidos en esta situación, los llevó a determinar una marcha desde la Terminal 4 hacia la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, para entregar un petitorio “contra las prácticas monopólicas de la Maersk, en defensa de los puestos laborales y exigiendo que se tomen las medidas necesarias para que no haya traspaso de cargas entre las terminales”, indicó el secretario administrativo Roberto Coria (Guincheros), y medidas de fuerza por 48 horas para el domingo 8 de marzo. Pero el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, que abre un periodo de negociación entre las partes.

La asamblea del 27 de febrero anticipó las consecuencias negativas sobre los trabajadores portuarios, de la integración vertical en el puerto. Tanto la medida de fuerza prevista como la movilización del 4 de marzo se dan en el marco de la incertidumbre laboral ante la falta de definiciones sobre la licitación de las Terminales. “Desde hace varios años, la Federación viene denunciando la integración vertical en todos los puertos de la región y el Puerto de Buenos Aires no queda exento de esta maniobra que vienen realizando las grandes empresas”, argumentaron.

«El tema de que la competencia feroz sea trasladada a los trabajadores, no puede ser política de estado. Eso lo tiene que resolver la política y para eso tiene que haber funcionarios. No nos alcanza que nos digan que la licitación está caída en la palabra, porque en los papeles sigue vigente», remarcó Schmid en alusión al reclamo por la “conservación de las 800 fuentes de trabajo y el freno a las prácticas monopólicas de la Maersk”, en el marco del proceso de revisión del pliego de Cambiemos del Puerto de Buenos Aires, que llamó a licitación para un único operador en el puerto.

Desde el Sindicato de Guincheros, que lidera Roberto Coria, indicaron: “Estamos convencidos de que si no hay un pliego de licitación claro y que les sirva a las tres terminales ninguna de las tres se puede quedar. Donde nosotros veamos que la situación no es clara vamos a salir a protestar como corresponde porque de parte de este gobierno, al que votamos, ya nos han dicho que hoy las terminales que quieren son: Exolgan, TecPLATA, Zarate y Campana. Por lo que prácticamente no haría falta una terminal acá, eso no lo decimos nosotros, lo dijeron ellos”.

La conciliación obligatoria «en el conflicto mantenido en el Puerto de Buenos Aires y Dock Sud entre la FeMPINRA y las empresas Terminales Río de la Plata S.A, Terminal 4-APM Terminals, Buenos Aires Container Terminal Services S.A –BACTSSA- Terminal 5 y Exolgan S.A» implica la suspensión de la medida de fuerza por 15 días extensibles por otros 5, en la que ambas partes deberán mantener el estatus quo, mientras se espera que se reúnan en una mesa de trabajo en la sede de la cartera laboral.