Compartir

El Sindicato de Capataces Portuarios celebró su 66° aniversario en una velada inolvidable que encabezó su secretario general, José “Pepe” Giancaspro, y convocó a dirigentes, delegados y trabajadores del sector para festejar en familia el Día del Capataz Portuario y las vísperas de Nochebuena, Navidad y Año Nuevo.

Con buenos augurios y esperanzas para la gran familia portuaria, Pepe Giancaspro expresó su deseo de que “las nuevas políticas que se vienen en el marco de una anunciada federalización de la economía, definitivamente potencien al Puerto de Buenos Aires como vía de salida de la recuperación de la producción nacional como históricamente ha sido, porque esa será también la salida hacia una Patria más justa, más libre y definitivamente soberana, con trabajo decente y un futuro venturoso para todos”.

En sus primeras palabras, Giancaspro agradeció a su familia, sus pares de Comisión Directiva, al personal del gremio y la obra social fideicomiso, a los delegados, afiliados y trabajadores, invitados y amigos de décadas vividas dentro de la actividad, por el cariño, apoyo y cuidado en el día a día a lo largo de tantos años.

La cena anual realizada en la noche del 21 de diciembre en el antiguo Hotel Los Dos Chinos del barrio de San Telmo, convocó a la gran familia de los Capataces Portuarios en una jornada que contó con la locución Edith Hermida, una de las Bendita TV de Beto Casella, el humor de Carlos Sánchez, el ilusionismo de “El Gordo y el Mago”, el paso del tiempo con los distintos estilos del Show Musical de Celebration, y el sorteo de numerosos regalos para los asistentes.

Pepe puso de manifiesto en su discurso el difícil año 2019 que dejamos atrás “en el que logramos mantener los puestos de trabajo y alcanzar las reivindicaciones salariales posibles para hacer frente a la pérdida del poder adquisitivo por la alta inflación”, y remarcó que “pese a todas las dificultades económicas por las que atraviesa el país, seguimos adelante por una vida digna y mayor bienestar para todos”.

Se refirió también al gran desafío de los últimos años, “el de lograr un Puerto de Buenos Aires moderno y competitivo, el de definir su futuro con licitaciones transparentes en cuyas actas y convenios respeten todos los puestos de trabajo vigentes y para eso insistimos en que debe haber dos Terminales Portuarias Operativas, que es lo que garantiza los puestos de trabajo y posibilita además generar otros nuevos”.

Al respecto, Pepe indicó que en esos términos “podremos alcanzar el bienestar general para todos los trabajadores portuarios y sus familias, en base al diálogo y el consenso en una mesa del sector con las organizaciones sindicales, las cámaras empresarias y el Estado nacional sentados a la misma mesa”.