Inicio 2019-08 Agosto El 13 de julio, la APSEE

El 13 de julio, la APSEE

SALUDÓ EN SU DÍA A LOS TRABAJADORES DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA

39
Compartir

Las autoridades de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía Eléctrica (APSEE), que lidera Carlos Minucci, saludó a sus representados en un nuevo aniversario del día de los trabajadores del sector el 13 de julio, les deseó “que tengamos un día que nos permita encontrarnos fraternalmente y trabajar para lograr revertir la realidad de nuestro país y de nuestras empresas (donde los empresarios ganan y todos perdemos)” y lamentaron que “esta fecha tan importante nos encuentra en el peor momento de las empresas, del servicio y de nuestros trabajadores y trabajadoras”.

“Hace tiempo que venimos denunciando en diferentes expresiones y documentos la situación por la que estamos atravesando. Hoy aparece claramente la ausencia del Estado y las políticas que deshumanizan al otro, dejando a miles de personas fuera de la posibilidad de cubrir sus derechos básicos”, plantearon.

En ese sentido, opinaron que “estamos atravesados por la incertidumbre del futuro, producto de decisiones que nos llevaron a un endeudamiento brutal, a la pérdida del poder adquisitivo, a la desocupación, la violencia laboral, a la inflación, los desproporcionados tarifazos como castigo a los hogares, a las medianas empresas, a las pymes y otros tantos que alteraron la vida de todos, y que marcan claramente la intención de destruir la producción nacional y a una gran parte de la sociedad, incluidos nuestros hijos y nuestros jubilados”

Esgrimieron también que “en nuestro medio hemos involucionado. Estamos ante una pobreza extrema del servicio eléctrico, los dos últimos acontecimientos han demostrado la vulnerabilidad del sistema en todos sus eslabones, y mucho más graves es ver cómo el Estado se despreocupó en regular y controlar tan importante servicio que hace a la seguridad nacional y a un derecho humano de toda la ciudadanía”.

Sin embargo, “dentro de este duro y difícil contexto -manifestaron-, nuestra conducción, representantes y militantes, sentimos la enorme satisfacción de saber que, si bien no hemos logrado todos los objetivos propuestos, no hemos mentido ni traicionado a nuestros representados, no hemos entregado a un solo trabajador o trabajadora y ni un artículo convencional”.

“La dignidad fue prioritaria (sin patrocinios ni patrones) y así enfrentamos las propuestas con las que los empresarios del sector intentaron comprar o disciplinar nuestros principios, pero no lograron doblegarnos.  Seguramente seguirán atacándonos de afuera y de adentro, pero sepan que el proyecto sindical y la unidad lograda tan duramente no será entregada a favor de intereses que nada tienen que ver con la entidad sindical, el movimiento obrero y el servicio público de electricidad”, manifestaron.