Inicio CGT El paro expuso la situación del país

El paro expuso la situación del país

LA CGT MARCÓ LA CONTUNDENCIA DE LA MEDIDA DEL 29 DE MAYO POR EL ALTÍSIMO ACATAMIENTO

32
Compartir
Foto NA: DANIEL VIDES

En el inicio de la conferencia realizada al término del paro general del 29 de mayo convocado por la CGT, el secretario general Héctor Daer enumeró las complicaciones económicas que atraviesa la Argentina que dieron lugar a la medida de fuerza que tuvo alto acatamiento en todo el país: “La caída del empleo, del salario, consecuencias propias de esta política económica, el aumento tremendo de la pobreza, y hoy desgraciadamente los índices nos dan la peor perspectiva de futuro cuando nos están indicando que el 50 por ciento de los niños está en situación de pobreza”, señaló.

En esa línea, su par en la CGT, Carlos Acuña, le pidió al presidente Mauricio Macri escuchar lo que el pueblo expresó con la contundente adhesión al paro: “Lo que la gente le dijo es que están haciendo todo mal”, sentenció. Asimismo, no descartó una nueva medida de fuerza si el Gobierno insiste con las políticas de ajuste impartidas a instancias de las exigencias del Fondo Monetario Internacional.

En el documento de convocatoria al paro, la central obrera había advertido que “el deterioro de la situación social se agrava día a día, la pérdida del poder de compra de los salarios, las jubilaciones y las asignaciones sociales no se detiene”, y asimismo cuestionó el acuerdo de endeudamiento del Gobierno con el FMI, la respuesta nula sobre el pedido de aumento del salario mínimo vital y móvil, la situación de “crisis sin precedentes que viven las obras sociales por falta de un financiamiento adecuado”, el crecimiento del desempleo y la caída del consumo, mientras “el sector financiero aumenta su rentabilidad a niveles obscenos”.

Según explicó Daer durante la conferencia de prensa, el acatamiento en toda la Argentina “fue muy importante” y en ese sentido destacó que “la fotografía fue de ciudades desiertas” porque “la mayoría del pueblo argentino acompañó la protesta”.

A su vez, con respecto al paro explicó que “de esta manera le decimos a las autoridades que tomen acciones inmediatas para lograr frenar esta caída y decadencia social, política y económica que tenemos en nuestro país”, ” y asimismo dijo que no podía “afirmar ni descartar” una nueva medida de fuerza en los próximos meses.

En ese aspecto, Carlos Acuña aseguró que “no se descarta nada, todo depende de la actitud de este gobierno. Si entendió lo que le dijo la gente -con el paro-, la gente le dio una respuesta al gobierno acerca de cómo está haciendo las cosas… Y lo que le dijo es que están haciendo todo mal”. Además, según describió Acuña, el gobierno de Macri “no favorece al que produce, al que trabaja” y advirtió que la crítica situación en la que se encuentra el país no va a cambiar “si no se mejora el poder adquisitivo de los trabajadores”.

SOLO GANÓ LA TIMBA

Carlos Acuña, además, le respondió al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica sobre que éste era un paro político. “No es contra nadie, sino para que el trabajo sea digno. El gobierno no hace absolutamente nada para cambiar esa realidad”, dijo Acuña.

Por otra parte, cuestionó los cálculos que hizo el gobierno sobre el dinero que se perdió debido a la medida de fuerza. “Escuché lo que dijeron sobre la plata que pierde la Argentina por el paro, entonces que nos digan cuánto perdió el país por la timba financiera y la inflación”, respondió.

“Esta CGT tuvo siempre la prudencia necesaria para el diálogo, pero nunca hemos encontrado una respuesta a los pedidos e inquietudes para mejorar el destino de los argentinos. Evidentemente este presidente escuchaba a los amigos y acreedores que tenía al lado para seguir haciendo el mismo juego para el mismo sector que hoy debe estar festejando lo bien que le fue”, subrayó.

VIVIR DIGNAMENTE

Héctor Daer indicó que “queremos ratificar el rumbo que ha tomado esta confederación”, en el sentido “de ir en busca de un camino que resuelva el tema de los más necesitados, los temas de fondo de nuestro país, y que permita de una vez por todas que en la Argentina se pueda vivir dignamente”.

Sostuvo que las políticas del Gobierno “fueron erosionando toda la actividad económica, la actividad productiva, trayendo consecuencias devastadoras en el tejido social” del país, con “una caída del salario y del empleo, y un aumento tremendo de la pobreza” como consecuencia.