Inicio 2019-05 Mayo Un diagnóstico determinante

Un diagnóstico determinante

LA SITUACIÓN GENERAL, EL RECHAZO AL DECÁLOGO DE MACRI Y AL ALLANAMIENTO A CAMIONEROS

10
Compartir
Los secretarios generales de la CGT, Juan Carlos Schimd, Carlos Acuña y Hector Daer durante la reunion que se desarrolló en la sede de la central obrera. Foto NA: DAMIAN DOPACIO

Si algo faltaba para agitar los ánimos de los principales dirigentes de la CGT, en especial el binomio conductor de Héctor Daer y Carlos Acuña, provocados por los últimos números de la caída del empleo, la recesión y la inflación imparable, se sumó el allanamiento al sindicato de Camioneros, que mereció el rechazo unánime de la central obrera, a la que se plegó la CATT, que lidera el ex triunviro Juan Carlos Schmid, y por supuesto el conglomerado del Fresimona afín a Moyano.

El diagnóstico de situación completo -que incluye el rechazo al “decálogo dialoguista” de Macri- será determinante para avanzar en acciones gremiales -posiblemente conjuntas- que saldrían de la reunión del Consejo Directivo, a realizarse en la jornada posterior al encuentro con representantes del Fondo Monetario Internacional, el 13 de mayo, donde expondrán la posición del sindicalismo sobre la situación económica nacional con relación al endeudamiento externo.

El lunes 13 de mayo, la cúpula de la central obrera se reunirá con los referentes del FMI, en medio del contexto de crisis que toca de lleno al mundo laboral, tal como lo demuestra la pérdida de más de 250 mil puestos de trabajo formal, acompañada de una recesión imparable y una inflación que podría superar la alcanzada en 2018 que fue del 48%.

Claramente, el diagnóstico que ofrecerán será más negativo que el del último encuentro hace unos pocos meses, en febrero, porque además del desempleo en alza no hubo ningún repunte económico, y las nuevas medidas parches, que apenas tienen color electoralista, jamás podrían aliviar la situación extrema que viven los hogares trabajadores.

En los últimos días, el escenario socioeconómico fatal se vio abonado por el “hostigamiento” al sindicato de Camioneros, que lideran Hugo y Pablo Moyano, que tiene el tufillo de ser un castigo ejemplificador para el resto de los gremios. De hecho, la CGT, en un comunicado que lleva la firma de Daer, Acuña y Julio Piumato, repudió los allanamientos a la sede del sindicato de los camioneros, calificó los operativos como “gravísimos” y se refirió a la causa como “claramente armada para perjudicar a dirigentes sindicales por defender los derechos de sus trabajadores”.

Por demás, el gobierno en un juego de toma y daca para evitar “el conflicto social”, jamás reglamentó el decreto que liberaba los fondos a las obras sociales, un dinero que no es un regalo sino la devolución -en etapas- de una deuda por unos 32 mil millones de pesos que estaban destinados a programas de asistencia y emergencia, que permanecían trabados desde la firma del DNU en 2016.

¿EL SEXTO PARO?

Poco antes, en la anterior reunión de la mesa chica de la CGT, que contó con la presencia del anfitrión Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (UOCRA), Armando Cavalieri (Comercio), Roberto Fernández (UTA), el coconductor Carlos Acuña (Garagistas), donde no concurrió Héctor Daer por estar en la OIT, pero fue de la partida Luis Barrionuevo (Gastronómicos), se analizó la posibilidad de un paro nacional, que sería el sexto de la central obrera al gobierno de Mauricio Macri, y cuya fecha tentativa sería el 28 de mayo, siempre y cuando no se acuerde con otros sectores que se haga a inicios de junio.

Por lo pronto, el martes 14 se reunirá el Consejo Directivo y, seguramente, emitirán un documento que además de hablar de la situación crítica del país también va a hacer un llamamiento a la unidad de la oposición y del campo peronista.

RECHAZO A LOS 10 PUNTOS

Además, la CGT rechazó la convocatoria del Gobierno a un consenso multisectorial en torno de diez puntos de gobernabilidad al asegurar que “en lugar de llamarnos por esos diez puntos que se dediquen a lo urgente. Faltan tres meses para las PASO, y el diálogo queremos tenerlo pero con el próximo gobierno”, sentenció Acuña.