Inicio 2019-05 Mayo Al modelo de país que necesitamos

Al modelo de país que necesitamos

LA FEDERACIÓN DE TRABAJADORES QUÍMICOS LLAMA A CAMBIAR EL RUMBO CON LAS ELECCIONES

128
Compartir

La Federación de Sindicatos de Trabajadores de Industrias Químicas y Petroquímicas de la República Argentina (FESTIQyPRA) llevó adelante el pasado 25 de abril su XIº Congreso General Ordinario de Delegados Congresales encabezado por su secretario general, Rubén Salas, y sus pares del Secretariado Nacional.

El cónclave exhortó a los trabajadores y familias químicas y petroquímicas a “reivindicar nuestras conquistas y derechos, como decía Juan Domingo Perón, ‘Solo el Pueblo salvará al pueblo’. Este 2019 está a la vista que no es muy auspicioso para el Movimiento Obrero y su clase trabajadora”.

“Nuestra mayor oportunidad como clase trabajadora para cambiar el rumbo y alcanzar el modelo de país que necesitamos, son las elecciones presidenciales”, instó el orgánico de la FESTIQyPRA.

Con la presencia de delegados congresales de los gremios de base de distintas partes del país, la Federación gremial conducida por Rubén Salas celebró su congreso ordinario en su sede central sita en la Av. Pavón 3707 de la Ciudad de Buenos Aires, en cuyo marco se puso en tratamiento y a consideración la Memoria, Balance e Inventario del período comprendido del 1 de enero al 31 de diciembre de 2018, aprobados por unanimidad de los delegados presentes.

En este contexto, la FESTIQyPRA remarcó que “en tres años del actual gobierno todos los índices productivos e industriales se fueron deteriorando progresivamente”, a partir de que “el Estado se retiró de sus atribuciones más importantes, dejó de recaudar impuestos progresivos, disminuyó subsidios a los servicios públicos y eliminó programas sociales”, mientras la redistribución de la riqueza fue “a favor de un pequeño grupo de conglomerados de empresas” que “no hizo más que favorecer la acumulación desigual y la fuga de capitales”, provocando “la desmejora del salario real de los trabajadores, con una caída del consumo que contrajo el mercado interno y principalmente destruyó el entramado industrial”.

En ese sentido detallaron que “nuestra actividad no estuvo ajena a esta realidad y en distintas partes del país hubo despidos y retiros voluntarios. Un total de 6951 empresas tramitaron su baja en la AFIP entre octubre de 2017 y 2018, de las cuales 1328 son industriales”, señaló el gremio al tiempo que citó el caso de la empresa Atanor, que “con más de 75 años en el país” habiendo pasado procesos de desindustrialización, distintos golpes militares, la vuelta a la democracia, la hiperinflación con Alfonsín, la crisis del 2001 y las políticas de todos los gobiernos que se sucedieron… “con Cambiemos cerró sus puertas. Este es el más claro ejemplo de adónde lleva este gobierno y su política al sector industrial”.