Inicio 2018-10 Octubre Ante la crisis, dialogo social

Ante la crisis, dialogo social

ELECTO VOCERO EN REGIONAL DE OIT, GERARDO MARTINEZ PIDIÓ

11
Compartir

“Estamos muy preocupados por la incertidumbre en nuestra región. Hoy vemos, lamentablemente, un cambio en las políticas, que nos afecta y nos preocupa”, expresó el secretario general de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA), Gerardo Martínez, durante la 19ª Reunión Regional Americana de la OIT, que se celebró en Panamá del 2 al 5 de octubre, oportunidad donde fue electo portavoz del Grupo de los Trabajadores.
“Estos debates son la oportunidad para producir un cambio, levantando siempre las banderas de la justicia social y la libertad sindical”, sostuvo Martínez.
En el marco de nuestro país, Martínez reclamó un verdadero diálogo social, salir de la crisis con medidas acordadas entre los sindicatos, los empresarios y el Estado.

“En nuestra región se están violentando aspectos centrales de la democracia, como sucedió en Brasil. La centralidad de estos debates no pasa sólo por cómo resolver los problemas sociolaborales sino cómo aportamos y damos estabilidad a los procesos democráticos”, evaluó el flamante vocero, quien, por otra parte, el 11 de septiembre en su rol de Chair del L20 -grupo de trabajadores del G20-, clausuró la cumbre realizada en Mendoza con la entrega del documento y recomendaciones del sector sindical para presentar ante la próxima reunión de líderes del G20 a desarrollarse en el mes de diciembre en Buenos Aires.

El documento puso énfasis en el concepto de “transición justa” frente al avance tecnológico y su impacto en el mundo del trabajo. En ese sentido, Martínez subrayó: “nosotros decimos que tiene que haber una transición justa, los trabajadores no vamos a ser una máquina de impedir, pero sí buscamos una dimensión socio-laboral que abarque a los derechos humanos del trabajo y las condiciones fundamentales de justicia social”.

DIÁLOGO SOCIAL

Martínez insistió en la necesidad de institucionalizar el diálogo social como salida a la crisis. “Mi preocupación es cómo salimos de este nudo, que es pesado y bastante complejo. Hoy la sociedad se pregunta ¿cuál es el modelo económico? Vemos un país cada vez más endeudado, estamos pidiéndole dinero al FMI, que no es para mejorar la competitividad y el desarrollo, sino para pagar la deuda. Esto nos acerca a un callejón sin salida. La realidad es que acá no hubo solo problemas externos, no es la guerra comercial entre EE.UU. y China, no es solo el petróleo o el problema de Turquía. Acá hubo errores no forzados tremendos y esto genera un clima muy complejo. Para evitar esa complejidad, no hay que encerrarse en un comportamiento de soberbia. En Argentina hemos pasado momentos dramáticos y en el inconsciente colectivo hay cosas que recuerdan a momentos difíciles”, remarcó.

“En todos los foros internacionales, como el G20 o la OCDE, donde participo como titular del consejo de administración de la OIT, se dice que el diálogo social institucionalizado es una herramienta que debe ser una política de Estado”, explicó Martínez.