Inicio 2018-09 Septiembre La construcción está paralizada

La construcción está paralizada

GERARDO MARTÍNEZ (UOCRA): POR LA FALTA DE ENTREGA DE INSUMOS

22
Compartir

“Todas las obras que estaban pensadas para empezar a funcionar y a desarrollarse en el transcurso de este año se pararon”

GERARDO MARTÍNEZ

“En este momento de incertidumbre macroeconómica hay un problema sumamente grave, y es que no están entregando insumos, por lo que las distintas empresas u obras tanto privadas como del estado se ven afectadas debido a que no tienen posibilidades de seguir trabajando”, dijo el secretario general de la Unión Obreros de la Construcción (UOCRA), Gerardo Martínez, quien explicó que “no se entregan insumos por falta de precio”, y por esa razón la construcción está paralizada.

En ese aspecto, calificó como “crítico” el estado del empleo en su sector y ratificó la adhesión de su sindicato al paro nacional de la CGT para el 25 de septiembre.

Durante su participación en las deliberaciones del L20 -capítulo sindical de los países del G20- llevadas a cabo en la primera semana de septiembre en Mendoza, Martínez, quien es presidente mundial del L20, relató que los desarrolladores inmobiliarios opinan que “con este nivel de tasa conviene jugar a la timba financiera y no invertir en anda”.

“Tenemos 400.000 trabajadores en este momento en actividad. La mitad de los trabajadores de la construcción responde a la inversión publica y la otra mitad a la privada”, contó, y aclaró que en realidad la construcción afecta a 1.800.000 personas entre proveedores, gente de logística, etc.

“Lo que avizoramos es que va a haber una caída estrepitosa, por lo que significan los recortes que está anunciando el gobierno. Los anuncios son tétricos. A esto hay que sumarle la incertidumbre financiera y la falta de entrega de insumos que se está viendo en las obras públicas y en las privadas”, se lamentó Martínez.

Y agregó: “Esto es algo muy grave, porque lo que manifiestan las empresas proveedoras de la industria de la construcción es que no tienen precio, entonces no entregan materiales y se paraliza el trabajo. Están ya las empresas queriendo suspender el personal y la verdad es que es una situación muy dramática”.

Martínez abundó sobre el fuerte freno en la inversión privada: “Todas las obras que estaban pensadas para empezar a funcionar y a desarrollarse en el transcurso de este año se pararon. Siguen funcionando las obras urbanas, edilicias, que ya están en el tercero o cuarto piso, y están renegociando partidas de cuotas y el soporte presupuestario de esas obras”, expresó.

DEFENDER EL EMPLEO

Respecto a las medidas que tomará la UOCRA, Martínez confirmó la participación de su sindicato en la convocatoria al paro general de la CGT del 25 de septiembre. “Indudablemente vamos a generar acciones de defensa de las fuentes de trabajo, en las obras que se quieran paralizar por cuestiones que no se justifiquen”, concluyó.

En ese orden, reconoció que “se puede suspender al personal porque no se tienen los elementos para el desarrollo de la obra, la logística y el insumo necesario” y a esto “hay que sumarle todo lo que es la fase crítica que se plantea en la cuestión económica financiera, la cuestión del crédito y del nivel de tasas que hace que esta situación sea sumamente rara. Hay en las pymes una ruptura en la cadena de pagos. Todo esto pasa en las empresas tanto de la actividad privada como pública”, aseguró.