Inicio 2018-09 Septiembre Dignidad laboral

Dignidad laboral

LA LUCHA POR CONSERVAR LOS PUESTOS DE TRABAJO EN EL PUERTO BUENOS AIRES

35
Compartir

La Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA), anunció que se arribó a un acuerdo ante el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social con la empresa Terminales Río de la Plata (TRP), que desestimó el Procedimiento Preventivo de Crisis, permitiendo preservar 160 fuentes de trabajo.

“En el contexto de crisis y despidos que vivimos, ha sido determinante el rol de la FeMPINRA y el esfuerzo de todos los trabajadores que acamparon durante 40 días en la ‘Carpa de la Dignidad Portuaria’. Estamos hablando de 160 familias que hoy pueden pensar en construir un futuro para sus hijos”, expresaron las autoridades de la Federación, orgullosas de haber logrado finalmente la estabilidad laboral de estos trabajadores del puerto.

“Esto ha sido una victoria de toda la comunidad portuaria, y principalmente de los valores de lucha, solidaridad y diálogo, sin los cuales hubiera sido imposible que las negociaciones prosperaran. Vivimos un presente difícil a nivel país, pero estos logros son importantes para marcar el camino y seguir trabajando por la dignidad de todos los compañeros”, señaló el conductor de la FeMPINRA, Juan Carlos Schmid, en oportunidad de lograrse el acuerdo el 23 de agosto.

Además, desde la Federación informaron que “se levanta la Carpa de la Dignidad portuaria que estuvo de acampe durante más de 40 días frente al Puerto de Buenos Aires”.

Por parte de FeMPINRA estuvieron presentes además de Juan Carlos Schmid, Roberto Coria, secretario general del Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles de la República Argentina (SGMGMRA), José Giancaspro por el Sindicato de Capataces Estibadores Portuarios (SCEP), Victor Raúl Huerta en representación de la Asociación Argentina de la Marina Mercante (AAEMM), y Raúl Lizarraga, secretario general del Sindicato de Encargados Apuntadores Marítimos y Afines de la República Argentina (SEAMARA).

Desde TRP S.A. se manifestó en el documento firmado tras la reunión que “ratifica su objetivo de preservar la fuente de los puestos de trabajo, para lo cual manifiesta su necesidad de acordar readecuaciones a las modalidades de trabajo, por lo cual informaron a las representaciones sindicales que oportunamente realizará la presentación pertinente”.

En tanto desde BACTSSA y Terminal 4S.A refirieron que “lo expresado por la representación de TRP S.A. traerá tranquilidad al Puerto de Buenos Aires y esperan que con ello se logre un clima de concordia y paz social que permita el normal desarrollo de la actividad portuaria, la cual es vital para el desarrollo económico del país”.

LA CARPA DE LA DIGNIDAD TRIUNFÓ

Tras el anuncio del acuerdo alcanzado, el conductor de los Guincheros y secretario administrativo de la FeMPINRA, Roberto Coria, manifestó que “solo la movilización y la unidad de los trabajadores logra que no tengamos despidos ni suspensiones. Solo la unidad consiguió lo que demandamos, aumento salarial para todos, no solamente para algunos”.

“Solo podemos decir que, con el apoyo de todos ustedes, dejando horas de descanso con sus seres queridos, pudimos lograr que esta puja de empresas no la terminaran pagando como siempre los trabajadores”.

En ese orden, el Sindicato de Guincheros ratificó el “compromiso con sus compañeros, sus delegados y con toda la comunidad portuaria, que si tocan a uno tocan a todos”.

“Esta es una muestra de lucha y unidad de todos compañeros guincheros, Puerto Buenos Aires, Exolgan, Depósitos Fiscales, Puertos Privados y fuera de puerto”, remarcó Coria.

LA CAPACIDAD DE LOS DIRIGENTES

Al respecto, el conductor de los Capataces Portuarios y secretario gremial de la FeMPINRA, José “Pepe” Giancaspro, remarcó: “Estuve y estoy convencido que preservaríamos los puestos de trabajo, que los empresarios reflexionaría y las autoridades de la AGP contribuirían en ese sentido, y sobre todo la capacidad de los dirigentes que integran esta Federación que hace todo lo que está a su alcance en defensa de la fuentes y puestos de trabajo. Saber que las familias portuarias hayan recuperado la tranquilidad nos hace sentir muy bien”.

Asimismo, expresó estar de acuerdo con el proyecto de modernización del Puerto Buenos Aires para que llegue a ser uno de los más competitivos del mundo, pero “siempre y cuando garantice la conservación de los puestos de trabajo, la estabilidad laboral de todos los compañeros”, remarcó Giancaspro.

EL CONFLICTO

Desde que se instaló en los últimos años el proyecto de modernización del Puerto de Buenos Aires, que incluía modificaciones en la cantidad de Terminales Portuarias, la FeMPINRA viene alertando sobre la necesidad de que cualquier cambio posible no toque a los trabajadores portuarios, por lo cual ha realizado múltiples gestiones con áreas de gobierno y funcionarios, mientras llevó adelante también reiteradas acciones de concientización.

Ahora el conflicto en cuestión se originó a raíz de los 160 telegramas de despidos que la empresa Terminales Río de la Plata envió luego de presentar el pedido de Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación (MTEySS).

Por esa razón, a mediados de agosto durante una reunión de Consejo Directivo de la FeMPINRA hubo lugar para el unánime cuestionamiento a la cartera laboral por la no homologación de los Convenios Colectivos y las Actas Acuerdo, además de la falta de entrega de certificados de autoridades, “que pone a las claras la persistencia en una política antisindical y vulneratoria de las Normas Internacionales”, señaló entonces por medio de un comunicado la FEMPINRA.

Ese encuentro de la conducción de la Federación finalizó con un expreso respaldo a la Carpa de la Dignidad Portuaria, que entonces llevaba 36 días de acampe, y “a todos los trabajadores en lucha”, y alertando al Gobierno Nacional y las empresas que si no cumplían con su palabra el 23 de agosto en la sede central del Ministerio, o pretendían cualquier medida dilatoria, “será responsabilidad del Estado Nacional el quebrantamiento de la paz social”. Por ello, resolvieron por unanimidad declararse “en libertad de acción dando por finalizada la conciliación voluntaria y poniendo en marcha legítimas medidas de acción sindical en todo el ámbito de actuación de la Federación”.

En ese marco, la conducción de la FeMPINRA recordó que “la totalidad de los gremios adheridos comprometieron su apoyo incondicional para que las empresas y el Estado garanticen las fuentes de Trabajo hasta que tenga lugar la próxima licitación y una política nacional que resguarde el Comercio Exterior Argentino contra la integración vertical y la cartelización”, explicaron.