Compartir

La Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA), que conduce Juan Carlos Schmid se presentó el 9 de agosto a la segunda audiencia con Terminales Río de La Plata (TRP) y BACTSSA en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS) en el marco del conflicto en el Puerto Bs. As. por el envío por parte de la empresa de 159 telegramas de despido. Tal como ocurrió en la reunión anterior del 2 de agosto donde se resolvió extender por 5 días hábiles la Conciliación Obligatoria y concertar una nueva reunión, al no se lograr arribar a un acurdo que respete la exigencia de la FeMPINRA, que acepta y acompaña la modernización del Puerto con la condición de “todos los trabajadores adentro”, que conserven sus puestos de trabajo, el MTEySS prorrogó la conciliación obligatoria hasta el próximo martes 14 de agosto a las 11 horas, instancia en la que las partes volverán a reunirse en el mismo espacio ministerial.

“Desde FeMPINRA mantuvimos firme nuestra postura de rechazo a los 159 despidos así como también hacia cualquier presión por parte del sector empresario.  Vamos a sostener nuestra medida de lucha con la carpa de la dignidad portuaria en el ingreso a TRP en el Puerto de Buenos Aires hasta la realización de la nueva reunión”, sostuvo Roberto Coria, dirigente de FeMPINRA.

Según indicaron desde el gremio, tras un “intenso debate” en el que ambas  partes expresaron su postura, la empresa defendió “el reacomodamiento laboral ante la reformulación del sector marítimo-portuario”

En tanto, desde la cartera laboral que conduce Jorge Triaca se buscó “continuar las negociaciones en un marco de paz social en los mismos términos y condiciones establecidas en el acto administrativo”, motivo por el cual se extendió en una primera instancia por 5 días hábiles la Conciliación Obligatoria, tomando las autoridades de la cartera laboral la misma postura en la segunda al no arribarse a un acuerdo, informaron desde la Federación gremial portuaria.

De estas audiencias participaron en representación de FeMPINRA Roberto Coria (SGyMGM), Luis Fiorenzo (AAEMM), José Giancaspro (SCEP), Raúl Lizarraga (SEAMARA), Daniel Amarante (SGyMGM) y las asesoras letradas de la Federación Dr. Rosalía de Tejería, Dr. Cecilia Reboredo y el Dr. Juan Manuel Martínez Chas. En tanto, en representación de la empresa participaron el abogado Dr. Rodolfo Sánchez Moreno, Lorena Mack, María Eugenia Idalberry, Martina Yavico y Patricio Untensander. La Administración General de Puertos (AGP) estuvo representada por Francisco Coppini y el Dr. Carlos Bourdieu.

EL CONFLICTO

El conflicto se ha originado a raíz de los 160 telegramas de despido que la empresa envió luego de presentar el pedido de Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación (MTEySS), motivo por el cual la FeMPINRA se reunió en la mañana del 2 de agosto con funcionarios de la cartera. El día anterior los trabajadores llevaron a cabo una asamblea en la puerta de ingreso a TRP.  “Lo que está haciendo el presidente Macri junto al Ministro de Transporte Guillermo Dietrich es concentrar la carga del Puerto de Buenos Aires, el centro histórico por donde se movieron las economías regionales, y mientras habla de la apertura de la Argentina al mundo, lleva adelante un ajuste descomunal”, denunció Juan Carlos Schmid, secretario general de la FeMPINRA, al mismo tiempo que advirtió “vamos a llevar adelante medidas de fuerza sorpresivas en todos los puertos del país en caso de que no tengamos respuestas satisfactorias”.

“Hay una connivencia entre Cambiemos y la Maersk, que controla APM Terminals, y no se trata de falta de competitividad laboral sino de un grupo que busca la concentración del mercado y de la carga en una sola Terminal. Estamos cansados de que digan que el problema son los costos laborales”, destacó Schmid. Y agregó: “esto está provocando una recarga sobre los trabajadores portuarios, lo que produce fatiga y disminuye la calidad del empleo”.

Schmid concluyó advirtiendo que “la modernización del Puerto tiene que incluir necesariamente a todos los trabajadores, pero parece que a Cambiemos solo le importa mejorar las ganancias empresarias a costas de nuestros empleos”.