Compartir

“Ustedes tienen una virtud, tienen un oficio, el de ser guincheros, y son el reflejo y la continuidad de todos los compañeros que a lo largo de 100 años lucharon y sacrificaron a sus familias por esta actividad, por nuestros derechos. Por eso hoy todos nosotros tenemos la responsabilidad de recoger ese legado, el de ser protagonistas cuando la vida nos pone en este lugar. Porque nadie en esta vida pasa desapercibido, y ustedes tienen la oportunidad de estar en este sindicato centenario de guincheros, en esta actividad portuaria que nació con el país. Por eso debemos tener compromiso y participación, porque esa es la manera en que llegamos a tener protagonismo en la historia del movimiento obrero”, les dijo con gran emoción el secretario general del Sindicato de Guincheros, Maquinistas y Grúas Móviles, Roberto Coria, a dirigentes, delegados y trabajadores en vísperas del 100 aniversario del gremio que se cumplió el 1 de mayo.

En otro tramo del discurso dirigido a los compañeros de la actividad en la apertura del curso de capacitación sobre la “Historia del trabajador y el sindicalismo”, dictado el 26 de abril en la sede gremial por el abogado laboralista Juan Manuel Martinez Chas, el líder nacional de los Guincheros reafirmó que “cumplir 100 años es un acontecimiento que trasciende todos los órdenes de la vida. Desde aquellos años en que nació nuestro sindicato, se vieron reflejados a través de diversos sucesos históricos de la humanidad una serie de intentos en la lucha por nuestros derechos como trabajadores, derechos por ese entonces no reconocidos ni aquí ni en el mundo. Hubo exilios, persecuciones y muertes en esa pelea, y a raíz de las dos guerras mundiales, ciudadanos europeos atravesados por las consecuencias nefastas de los enfrentamientos migraron a nuestro país, donde buscaron la posibilidad y el derecho de vivir en paz. Venían a nuestra querida Argentina, a nuestra Patria no solo para salir del infierno, sino con un montón de esperanzas y para lograr una mejor vida en familia”, subrayó Coria.

Entonces, Coria concluyó que “la Argentina es la configuración de toda esa historia, y este Sindicato de Guincheros centenario es parte y protagonista de esa rica historia. Se creó el 1 de mayo de 1918 y según reflejan nuestros libros de actas aquí estuvieron los antiguos anarquistas que vinieron perseguidos de Europa y trabajaron en nuestro país”, abundó Coria.

SER GUINCHEROS

Coria contó por qué a sus trabajadores les dicen guincheros. “Fueron los primeros operadores que trabajaron máquinas a vapor y que, acá en la Vuelta de Rocha, procedían a hacer la carga y la descarga de las mercaderías que provenían de los buques, especialmente se trataba de carbón y leña. Los guincheros ganaban plata pero, como es de imaginarse, si ahora muchos nos quejamos porque no tenemos aire acondicionado porque la ventanilla está sucia o no tiene cortina, esos muchachos venían a laburar de la nada, venían escapando de la Primera Guerra Mundial que fue muy cruenta. Y así ellos fundaron un gremio en un país que recién nacía, un país que se liberaba de la conquista. Fueron muchos los trabajadores que dieron la vida para alcanzar ese logro, como otros tantos compañeros dejaron marcado a lo largo de cien años girones de su vida, por más pequeño que haya sido su aporte”, sentenció el conductor de los guincheros.

“Por eso les digo, ustedes tienen la oportunidad como delegados, como juventud, de participar de los cien años de la vida de este gremio, de la vida sindical, cien años de reconocimiento a la gente que nos dejó su legado, que no es otro que la defensa absoluta de los trabajadores”.

“A veces lo hacemos bien, a veces más o menos, pero de algo estoy seguro, no hay ningún guinchero que lo haga mal porque nosotros tenemos compromiso. Y es el compromiso con nuestra gente, a quienes queremos darle siempre lo mejor”, destacó.

DAR LA VIDA…

Es cierto, “hay compañeros que perdieron el laburo o que fracasaron con sus familias, porque el sindicalismo absorbe mucho tiempo y dedicación, y eso es porque nos entregamos con firmeza a la defensa de los derechos de nuestros compañeros. El tiempo que nos exige ser parte del movimiento obrero, las horas que les quitamos a las familias, esto es lo que nosotros dejamos en el camino por la vida sindical, por elegir defender a los trabajadores…”, destacó Coria.

“Por eso les pido a todos que en este 1º de Mayo hagamos un minuto de reflexión por todos los compañeros que dieron incluso su vida por el Movimiento Obrero, por todos los compañeros y compañeras que dejaron su impronta a lo largo de esta historia trascendente para mejorar la condición de vida, la dignidad de sus compañeros”, exhortó Coria.

DEFENDER LOS SINDICATOS

“De ahí surge que no podemos imaginar una sociedad sin sindicatos. Si así ocurriera rápidamente saldrían a la luz las mayores perversidades, atropellos e injusticias que harían con la gente de trabajo”, destacó.

“Así, con errores y con muchos aciertos, el sindicalismo hace posible que los trabajadores y sus familias estén siempre un poco mejor. En este 1º de Mayo, en nuestro día en coincidencia con la celebración del Día del Trabajador, quienes tenemos la oportunidad de representar a nuestros compañeros debemos estar a la altura de las circunstancias. Por eso en este curso no solamente hablamos de los trabajadores guincheros, de la historia de nuestro gremio, sino del Movimiento Obrero Argentino todo”, remarcó Coria, finalizando así las palabras a los delegados y trabajadores guincheros, abriendo el curso a días del centenario del gremio que se cumplió el 1º de mayo.