Compartir

El Plenario Nacional de Delegados del Sindicato Único del Personal de Aduanas (SUPARA) que lidera Carlos Sueiro, convocado ante  “una clara política de ajuste” de la AFIP y su pretensión de “congelamiento de la planta permanente de trabajadores”, resolvió a partir del 6 de marzo el Estado de Alerta y Movilización, con la realización de asambleas informativas, trabajo a reglamento, quite de colaboración, y facultar a la Comisión Directiva a adoptar medidas de acción directa.

A través de un documento titulado “La Aduana argentina: el patio trasero de la AFIP”, el SUPARA advierte que “no hay margen para el ajuste y la discriminación, no hay lugar para las dilaciones de los problemas planteados. No seremos la Organización Gremial ni sus trabajadores los que sigamos soportando el precio del ajuste, la desinversión y la discriminación de la AFIP”.

Entre otros puntos el cónclave del 27 de febrero denunció “la falta de solución a las asimetrías de ingresos en concepto del Fondo de Jerarquización. La exclusión de los trabajadores aduaneros de los beneficios del sinceramiento fiscal que se les otorgó a otros empleados de AFIP. Falta de actualización de la pauta salarial del año pasado en el valor hora por la prestación de servicios extraordinarios. Incorrecta liquidación del impuesto a las ganancias”.