Compartir

Autoridades de la Asociación Argentina de Trabajadores de las Comunicaciones (AATRAC), que conduce Juan Palacios, señalaron que están a la espera de la reapertura de Radio América, la añeja emisora fundada en 1927 y cuya frecuencia finalmente fue adjudicada en diciembre 2017 al Grupo Perfil porque en su propuesta, de una radio 24 horas de noticias, este oferente se comprometió a tomar personal entre los empleados de la ex radio ubicada en el dial AM 1190.

“La reapertura que sería la buena noticia es una novedad esperanzadora en el marco de la crisis que están padeciendo los trabajadores de otras radios con problemas en el pago de los salarios como en Radio del Plata, las del Grupo Indalo, Radio Splendid, Rock and Pop”, expresó al respecto David Furland, secretario de Radio Difusión de AATRAC. 

“Nosotros veníamos esperando hace rato la adjudicación. Si bien el directorio de ENACOM ya había resuelto la adjudicación al Grupo Perfil (había dos oferentes, el otro era el grupo de Radio Cooperativa) decidió tomar como más accesible y mejor la propuesta del Grupo Perfil porque consideraban tomar personal de la desaparecida licencia de Radio América”, comentó Furland y añadió: “No sabemos si seguirán manteniendo el nombre de fantasía o le pondrán otro nombre, pero estamos esperando de un día para el otro que el Grupo nos convoque para empezar a charlar, ver cómo van a organizarse para salir al aire”.

Explicó que además “tienen desde hace más de un año una emisora de FM en Capital, que sale solamente como emisión de prueba con música. Así que veremos cómo van a manejar las dos frecuencias que les corresponde al Grupo Perfil, y qué tónica les darán. Por nuestra parte, estamos esperando saber qué cantidad de personal va a tomar el nuevo licenciatario, del listado de trabajadores que les presentamos (que eran de esa radio) cada uno de los gremios que intervienen”.

“La empresa que en su momento tenía a cargo Radio América desapareció y dejó a todos los trabajadores a su suerte, por eso se decretó el cese, la caducidad de la licencia, y se volvió a licitar. Esa licitación pública la ganó el Grupo Perfil”, resumió la situación Furland.

Finalmente, la adjudicación de la frecuencia se formalizó mediante la publicación del decreto 1069/2017, consignada en el Boletín Oficial, mediante el cual se hizo lugar al pedido del ENACOM, que ya en marzo pasado había autorizado la transferencia. La radio quedará así en manos de la nueva empresa Perfil Radiodifusiones S.A., que hasta el momento apunta a plasmar en el aire en el segundo trimestre de 2018 una radio de 24 horas de noticias.

CRISIS RADIALES

Más allá de esta noticia auspiciosa hay varias otras emisoras de radio que continúan con problemas. “Radio Rivadavia lleva adelante una quiebra, con un síndico con quien estamos trabajando permanentemente. Recién se liberó una parte de un pago de salarios de noviembre para el personal. Se está tratando de recuperar deuda por publicidad. El devenir de la quiebra, como en cualquier empresa no es bueno para el trabajador, pero en este caso son los primeros que van a cobrar ante un ingreso de dinero. Esto tiene que ir paso a paso. Hubo algunos grupos inversores interesados en tomar el control de la emisora, pero todavía eso no se concretó, y si bien hubo varias reuniones la quiebra sigue su curso y el personal aún está en un estado de incertidumbre”, comentó Furland.

En cuanto a Radio del Plata, el dirigente sindical contó que “está en conflicto por cuestiones salariales. De todas maneras hay acuerdos permanentes de renovación de pagos. Si bien no se están haciendo pagos totales del mes, se hacen anteriores, y la empresa se comprometió a hacer un aporte semanal de dinero para ir cancelando el mes anterior vencido y los dos o tres meses que quedaron sin pagar”.

Otra situación crítica está sucediendo en las radios del Grupo INDALO (que concentra a las emisoras Radio 10, POP, Mega, Vale y One) también por retrasos salariales.

Acerca de Radio Splendid y la Rock & Pop, Furland recordó que hubo despidos el año pasado, y contó que actualmente existen inconvenientes con el pago de salarios a los trabajadores.