Compartir

“Arrancamos el año, los desafíos van a ser grandes, pero juntos vamos a saber enfrentarlos”, exclamaron los integrantes de la Mesa Directiva Nacional de la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP), que lidera Guillermo Imbrogno.

En ese sentido, explicaron que el 2018 dio comienzo “con el intento de destrucción de la estructura de Seguridad Social (de AFIP), donde más de 1000 compañeros desarrollan una tarea esencial que, aparte de haber tenido un excelente resultado en materia de recaudación, permite la inclusión para construir una sociedad más justa”. 

En esta primera etapa informaron que pudieron evitar “que la Disposición entre en vigencia y discutiremos con AFIP la estructura, porque no vamos a avalar que se destruya el trabajo realizado en estos años, y no vamos a permitir que no se respeten los derechos de todos los compañeros”.

En esa línea, el gremio de los trabajadores fiscales y de la Seguridad Social adhirió al paro del 14 de diciembre convocado por la CGT y se movilizó al Congreso de la Nación contra la reforma previsional. Con la misma consigna marcharon el día 18, donde rechazaron el ajuste y todo tipo de violencia.

La AEFIP explicó que “ante la decisión del administrador federal de generar un drástico cambio en el esquema de trabajo de la AFIP, reformando en su totalidad la estructura de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social, nuestro sindicato resolvió reiterar el pedido de convocatoria al Consejo de Información Institucional y también se manifestó en estado de alerta y movilización”.

Esta situación provocó que el administrador federal se comunicara con el Imbrogno y expresara que “más allá de estar firmada la disposición en cuestión, se suspendía su publicación y aplicación, a los fines de abrir una instancia de diálogo donde se exponga la postura gremial y se rediscuta dicha norma”.

Entonces “se realizó una reunión primero con los delegados específicos de Seguridad Social y luego con todos los delegados de la Seccional Capital y Agencias para ponerlos en conocimiento de la situación. Allí establecieron que se concurrirá a la instancia de diálogo abierta con la patronal. Pero asimismo reiteraron el “total rechazo a una norma cuyo contenido específico jamás fue comunicado al sindicato, y que solo obedece a cuestiones políticas y presupuestarias, y no de índole operativa, recordando que durante el 2017 los ingresos al Estado correspondientes a la Seguridad Social se han incrementado 31,3% respecto al año anterior, quedando demostrada la labor llevada a cabo por los trabajadores y la importancia de la tarea desarrollada”, insistieron.

En esta nueva instancia, anunciaron que discutirán “la reestructura, con la firme convicción de defender las funciones de nuestros compañeros y el trabajo desarrollado en estos años. No permitiremos que se destruya la operatividad del Organismo recaudador más importante del país, convencidos que juntos vamos a ser los garantes de nuestros derechos”.

MOVILIZACIÓN Y PARO NACIONAL

Luego de movilizarse el 14 de diciembre y adherir al paro nacional de CGT al aprobarse la reforma previsional, la MDN de la AEFIP manifestó: Ante el proceso de reformas impulsadas por el Gobierno Nacional, “que redundan en un ajuste sobre los asalariados, junto a la reforma tributaria que aliviana la carga impositiva a los sectores concentrados de la economía y cuyo costo recaerá sobre la espalda de los trabajadores, debemos dar una contundente respuesta de rechazo. No estamos dispuestos a ser la variable de ajuste de un Gobierno que ha optado por el camino de castigar a los sectores medios y vulnerables de la sociedad con cada iniciativa que han impulsado”.

Imbrogno encabeza la columna de AEFIP en la marcha contra la reforma previsional