Compartir

El miércoles 20 de diciembre se llevó adelante la última Asamblea General del año en Parque Norte Goldencenter, con la presencia de más de 900 delegados, militantes y congresales. Durante la misma, el secretario general, Héctor Daer, reflexionó sobre los principales acontecimientos del 2017, cómo impactaron en el gremio y de qué manera deben posicionarnos de ahora en más para enfrentar los desafíos que traerá el 2018 para todos los trabajadores. “Defendamos siempre la organización sindical, que es nuestra única herramienta”, dijo Daer.

Tras la transmisión de un video sobre el rol de los sindicatos en la sociedad, Héctor Daer dio lugar al debate y convocó a los presentes a defender la importancia de la organización sindical. “Que no nos confundan: defendamos siempre la organización sindical, que es nuestra única herramienta. Sepamos que tenemos que pelear y discutir todos los días en su nombre.”

Finalmente, aseguró que “estamos preparados para seguir avanzando en contra de las políticas neoliberales” y que “nuestra fuerza reside en la unidad”. En ese aspecto les recordó: “No pudieron corrernos con operaciones mediáticas ni con carpetazos. Tener mil voces para adentro y una sola hacia afuera es el camino.”

UNA ORGANIZACIÓN FUERTE

Durante sus palabras a los delegados representantes, Daer opinó que transcurrieron “un 2017 con tropiezos, con dificultades”, dijo que “los trabajadores estamos acostumbrados a esto y, por supuesto, los convocamos como siempre a seguir construyendo una organización tan fuerte como la que tenemos, que lucha para todos los compañeros de nuestra actividad, y para todos los compañeros de nuestro país”, expresó.

“Por supuesto –agregó-, estos son momentos donde nos cabe la reflexión, y donde seguramente todos con nuestros afectos, con nuestros compañeros y en el marco solidario del trabajo intentamos buscar caminos que nos permitan tener un horizonte claro de mejor calidad de vida”.

Para cerrar su alocución, en nombre de la conducción del gremio les deseó a todos un feliz fin de año y un próspero año 2018, y les recordó que “nada termina en un 31 de diciembre ni nada comienza en un 1 de enero, sino que la historia son sus sucesivos pasos en busca de una mejor vida para todos”.

Al finalizar la Asamblea, tuvo lugar la Cena de Fin de Año, donde los trabajadores de la sanidad porteña brindaron por los logros del 2017 y por los que vendrán.