Compartir
Walter Correa recibe el reconocimiento de su gente

El Sindicato de Obreros Curtidores de la República Argentina (SOC RA) vivió el 6 de diciembre un día histórico en su vida institucional y familiar, su secretario general Walter Correa juró como diputado nacional, cargo al que accedió desde el frente Unidad Ciudadana, tras las elecciones del pasado 22 de octubre.

“Por Juan Domingo Perón, por Evita Perón, por Néstor Kirchner, por Cristina Fernández de Kirchner, y por los 30 mil compañeros detenidos-desaparecidos… ¡SI JURO!”, afirmó con la sobrada convicción que lo distingue en su trayectoria como militante, delegado gremial, dirigente sindical y político peronista de base.

El referente de la Corriente Federal de Trabajadores que es también titular de la CGT Regional Moreno, Merlo, Marcos Paz de la Provincia de Buenos Aires, conductor de la Federación de Trabajadores de la Industria del Cuero FATICA y fuera concejal por el FPV del HCD del Partido de Moreno, luego de su paso por la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación donde legitimó su cargo electo de diputado de la nación, a su llegada a la sede gremial fue recibido por decenas de delegados, activistas y la Comisión Directiva en pleno de su querido Sindicato Obrero Curtidor, que junto a destacados dirigentes sindicales, como los secretarios generales de la Federación Gráfica Bonaerense, Héctor “Gringo” Amichetti, y de la Unión Obrera Molinera Argentina, Rubén Lafuente -entre otros-, colmaron las instalaciones del gremio para recibirlo y decirle a viva voz algo que Walter Correa profesa desde que asumió por primera vez como delegado gremial defendiendo los derechos de sus compañeros, y de ahí en adelante en todo espacio que representó a los trabajadores como a la comunidad, que “su banca estará al servicio de los intereses de los trabajadores, del pueblo en su conjunto y de la grandeza de la Patria. ¡Felicitaciones Compañero Walter Correa!, ¡Unidad, Solidaridad y Lucha!, ¡Ni Un Paso Atrás!”, proclamaron los hombres y mujeres que colmaron el edificio de la calle Giribone 789 en Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, portando banderas y pancartas, para ser parte del brindis que se organizó en la casa de los obreros curtidores en homenaje a un gran dirigente obrero, que hoy es la voz de todos los trabajadores en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación.