Compartir

El titular de Asociación del Personal Legislativo (APL), Norberto Di Próspero, reflexionó sobre lo dicho por el presidente Mauricio Macri en su discurso acerca de la biblioteca del Congreso Nacional, donde opinó que la cantidad de personal que allí se desempeña “es una estafa”, y agregó que “se enteró hace poco” de cómo funciona.

“La Biblioteca del Congreso no es solamente parlamentaria, cumple una función social”, dijo el líder de APL y señaló que “es un orgullo, pues es conocida como una de las cuatro mejores bibliotecas del mundo por la IFLA (Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas)”.

Di Próspero manifestó al respecto: “estafa es una palabra realmente que a mí me duele mucho porque entré en el año 84, hace 33 años, como muchísimos compañeros que trabajan ahí, y cumplimos funciones muy importantes para el funcionamiento de un espacio público que brinda tantos servicios a la comunidad en su conjunto”.

Por otro lado dijo que lo “llenó de sorpresa que Macri diga que se enteró hace poco de cómo funciona. Sería bueno que escuche la otra campana; que es la gente que trabaja en la Biblioteca del Congreso, de las autoridades, de la Comisión Administradora. Dentro del Congreso hay una Comisión Administradora que trabaja compuesta por seis senadores y seis diputados, y el Congreso es un poder independiente que está presidido en el sector del Senado por la vicepresidenta de la Nación, y la Cámara de Diputados por el presidente que es elegido por el cuerpo. Por otro lado el Presidente compara a la nuestra con otras bibliotecas parlamentarias del mundo, mientras que la Biblioteca del Congreso no es solamente parlamentaria, es una biblioteca que cumple una función social ya que está abierta las 24 horas y atiende muchos ciudadanos, legisladores, funcionarios, trabajadores del ámbito público como del privado, funciona un centro cultural de excelente nivel, tiene talleres abiertos al público los 365 días del año, tiene un Bibliomóvil que va a los pueblos más humildes donde hay chicos que no saben lo que es una computadora y no tienen otra posibilidad que la biblioteca rodante para familiarizarse con la lectura y con Internet”, respondió Di Próspero.

Por lo tanto, “que un Presidente diga que se enteró hace poco, cuando él también fue Diputado de la Nación, me da mucha tristeza”, manifestó e invitó al Presidente “a que la recorra, a que la vea y que después saque una conclusión. Si hay mucha gente, poca gente, si el número de gente que le dijeron es real, no es real, si vale la pena invertir en la cultura, en la lectura, investigación, capacitación, formación…”.

“Como dijo el Presidente, hay que dialogar. Nosotros, por supuesto, estamos dispuestos a dialogar con las autoridades genuinas del Poder Legislativo, que son los presidentes de ambas cámaras, con la comisión administradora de la biblioteca del Congreso y con el Presidente de la Nación para que él tenga una realidad exacta de lo que es la Biblioteca del Congreso, que es un orgullo, conocida como una de las cuatro mejores bibliotecas del mundo por la IFLA”, agregó Di Próspero.
Y recordó que la Biblioteca del Congreso Nacional está compuesta, entre otros servicios, por: Biblioteca del Legislador, Biblioteca Pública del Congreso Nacional, Sala Pública de Lectura, Espacio Cultural, Biblioteca Infantil María Elena Walsh, Biblioteca Juvenil Elsa Bornermann, Sala de Referencia y Atención al Usuario, Sala de Material Especial, Sala de Microfilm, Sala de Organismos Internacionales, Sala Digital, Hemeroteca de Revistas, Hemeroteca de Diarios, Bibliomovil, Emisora de Radio.