Compartir

La Unión de Recibidores de Granos de la República Argentina (URGARA), que conduce Alfredo Palacio, anunció el acuerdo alcanzado con las entidades CONINAGRO y la Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales de una gratificación extraordinaria que había sido reclamada con medidas de fuerza en semanas anteriores. El gremio aclaró que aún la paritaria no está cerrada.

Por otra parte, la familia de URGARA lamentó la pérdida de un gran hombre y dirigente como fue Gerónimo Venegas, y elevó una oración por su descanso eterno.

La URGARA acordó con ambas entidades el pago inmediato para los trabajadores comprendidos en el CCT 574/10, de una suma de $ 3500 pesos para las plantas que tengan un giro anual de hasta 100.00 toneladas, $ 5000 para las que no superen el giro de 200.000 toneladas anuales, y $ 6000 para las que sí lo hagan. Además quedó estipulado que las todas las empresas, sin distinción de tonelaje, abonarán la suma no remunerativa de $ 1.000 a cuenta de futuros aumentos en la liquidación de junio de 2017.

“Este es el primer pago que se consigue en concepto de gratificación para la rama de acopio, de la misma manera que se había logrado para otras ramas en años anteriores, y estamos muy orgullosos del compromiso de los Recibidores de Granos que en unidad logramos el reconocimiento justo”, destacó Pablo Palacio, secretario adjunto del gremio.

En relación con las discusiones paritarias que comenzaron con CONINAGRO y Acopiadores, Palacio informó que continúan las negociaciones, además que habrá reuniones con puertos y con el sector de exportación.

Cabe recordar que los recibidores de granos realizaron el último mes un paro de 48 horas en el sector de acopio y anunciaron otro por 72 que luego suspendieron ante una mesa de diálogo que logró ahora el acuerdo por la gratificación quedando pendiente el cierre paritario.

DELEGADOS

URGARA además concluyó en la ciudad de Pehuajó un Encuentro Nacional de todos los secretarios generales de seccionales y delegados regionales y de empresa de todo el país afiliados a la URGARA.

“Nos concentramos para poner al tanto a todos los compañeros de las distintas áreas en las que estamos trabajando. Se dio la participación activa de más de 150 afiliados, que es lo que en definitiva se está buscando, tratar de acercarnos lo más posible a los lugares donde los trabajadores necesitan ser debidamente representados”, expresó Pablo Palacio.